Negocios

  • Pronostican algunos periodos secos, aun en ausencia del fenómeno La Niña

    El fenómeno climático La Niña no está presente, pero las regiones productoras de granos deben estar a la expectativa de un clima muy caluroso y seco en la primera quincena de diciembre. Lo mismo puede ocurrir en la segunda quincena de febrero y comienzos de marzo, dijo el Dr. en Ciencias Meteorológicas, Juan Minetti, durante una Charla en Los Cedrales.

    La influencia del clima en la producción de granos fue el tema desarrollado por el Dr. En Ciencias Meteorológicas, Juan Leonidas Minetti, director del Laboratorio Climatológico Sudamericano, durante una charla desarrollada en Los Cedrales, Alto Paraná, el pasado 3 de noviembre. El evento fue promovido por la Asociación de Productores de Soja Oleaginosas y Cereales del Paraguay (APS).

    Escenario. El especialista en clima dejó en claro que no estamos bajo los efectos del fenómeno climático La Niña. Lo más próximo que está ocurriendo posterior a un evento El Niño es un año neutro.
    Dijo que muchos se lanzaron equivocadamente a pronosticar la aparición de La Niña. Esto lo han hecho porque los modelos estaban violando a la climatología, porque la climatología dice la condición futura de los próximos 11 meses se define en los meses de abril y mayo. “Los meses de abril y mayo pasados fueron cálidos. Entonces el pronóstico para los próximos 11 meses, considerando la temperatura del mar es cálido. El mismo signo que tuvo entre los meses de abril y mayo”, dijo.

    Dijo que los pronósticos de los institutos han variado. Primero dijeron que venía una Niña, después dijeron que era una Niña débil, después una condición neutra y lo último que están hablando es la cola del Niño. “En realidad, lo más parecido es una condición neutral o levemente cálida, considerando la temperatura en el Pacifico ecuatoriano”, dijo.

    Considera que es una equivocación realizar un pronóstico sobre El Niño y La Niña. Lamentó que se mediatice lo del Niño y la Niña, porque esto causa un impacto en la bolsa de Estados Unidos, ya que una Niña en América del Sur, inmediatamente es alcista de precio y un Niño significa abundancia de agua, entonces es bajista para la bolsa en Chicago.

    Reiteró que no es correcta esta generalización y determinar los pronósticos del clima sobre la base del Niño y la Niña. “Estos son dos fases de la misma variable, es decir, es positiva o negativa, pero la variable pronosticadora es una sola, puede ser ENSO u otra y está positiva, neutra o negativa”, resaltó.
    Estimó que actualmente estamos más o menos en una condición casi neutral. “La Niña no está presente y si viene o no la Niña recién se va a saber entre abril y mayo del año que viene. No puede haber una Niña en este periodo, porque los modelos que afirmaron que venida la Niña están violentando la climatología”, dijo.

    Frecuencia de lluvia. En cuanto a frecuencia de lluvias dijo. “Nosotros tenemos un verano complicado, porque en el periodo de noviembre, diciembre y enero, la mayor parte de Paraguay va a estar seco, salvo el sudeste de Paraguay, cerca de las cataratas. En el trimestre que le sigue, que sería febrero, marzo y abril, vienen buenas lluvias y seria más seco en el Sudeste de Paraguay”. 

    Indicó que lo mencionado se llama pronóstico estacional. Pero dentro de la estación del año en este momento se tiene la posibilidad de tener una primera quincena de diciembre muy calurosa y seca y al igual que en la segunda quincena de febrero y comienzo de marzo. Ahí hay largos periodos de seca, entre lluvia y lluvia hay un espaciamiento grande, y la plantas pueden sufrir. Después se puede esperar otro periodo de lluvia.

    Para el largo plazo. Minetti también habló de las perspectivas para el largo plazo. Sobre este punto comentó que la primera mitad del siglo pasado se registraron 17 casos de sequías severas. En cambio después de la década del 50 hay 3 y 4 casos de sequía severa.

    Destacó que ahora, lo que se está viendo a escala global, es un proceso de sequía que se está iniciando y que puede repercutir fuertemente en la producción de alimentos. “Vamos a perder producción, vamos a perder stock, van a subir los precios, que por supuesto es lo que todo el mundo está queriendo, pero eso no es razonable, porque con billete no se le da de comer a la gente, y puede ocurrir problemas sociales, convulsiones no deseable”, dijo.

    Recomendación. Ante esta estimación, el climatólogo recomendó a estar informados, porque la peor decisión es la que se toma sin información. 
    También sugirió a que las instituciones vinculadas al sector agropecuario se preparen y desarrollen tecnologías para eventos de clima seco.