Jornadas técnicas

  • Monsanto realizó entrenamiento técnico en soja y maíz en Dekalpar

    • Orientaciones en las parcelas de maíz.

    • Porfirio Villalba, representante de Monsanto Paraguay.

    • Carlos Dalmazzo, de Monsanto Brasil, fue el encargado de brindar las diversas informaciones sobre protección de cultivos.

    • Rodrigo Alff, representante de Monsanto Brasil, en la estación de cultivos de maíz.

    En el campo demostrativo de la empresa Dekalpar, en Santa Rita (Alto Paraná) se realizó el primer entrenamiento técnico sobre cultivos de soja y maíz, el pasado 12 de enero. Las capacitaciones estuvieron a cargo de profesionales de Monsanto Brasil y Paraguay. El objetivo principal fue orientar a técnicos y productores sobre los cuidados y manejos adecuados de ambos cultivos.

    Las parcelas demostrativas fueron exclusivamente preparadas para observar los diversos estadios de los cultivos. Las distintas paradas incluyeron: la estación de soja, maíz, protección de cultivos y tecnologías de aplicación. El entrenamiento inició con técnicos y profesionales de Dekalpar el 11 de enero, quienes aprovecharon el campo experimental para dar un vistazo a diversas situaciones presentadas en la parcela. También abordaron sobre los conceptos y transferencias de tecnologías.

    El 12 de enero fue el día exclusivo para los productores. La jornada fue netamente técnica, donde se trataron temas de manejo además de orientaciones sobre efectividad de diversos principios activos que ayudan a los cultivos, sin recomendar ningún producto de las empresas Monsanto ni Dekalpar, comentó el Ing. Agr. Porfirio Villalba representante de Monsanto Paraguay.

    Cultivos de soja. Villalba estuvo orientando en la estación de soja, donde transmitió todas las informaciones obtenidas en el departamento de desarrollo tecnológico que disponen. Presentó diversos resultados y manejo presentados por los agricultores a los profesionales y viceversa. Habló sobre las diversas fases del cultivo de la soja, desde la pre siembra, siembra y las recomendaciones para cada paso. Comentó sobre la cobertura su manejo, el control de insectos, el tratamiento de malezas e indicó sobre los productos aptos para combatirlos. 

    La parcela de soja estuvo preparada para demostrar todos los procesos del cultivo, desde la siembra hasta la cosecha, donde el profesional paso a paso explicó sobre cada situación y sus cuidados en los diferentes estadios del cultivo, desde la germinación, estado vegetativo, control de insectos y enfermedades. Además evaluaron las malezas que aparecieron.

    En la parcela del estado reproductivo mostró las diferencias del manejo con buenas prácticas y malas prácticas a través de testigo, donde se notó claramente la incidencia de las enfermedades en el cultivo.

    Cosecha de soja. En la última estación, el ingeniero habló sobre los cuidados y la desecación. Expuso en una parcela la utilización de la biotecnología INTACTA en soja, sobre todo la protección de la misma e instó a la utilización del refugio, que es de suma importancia para preservar por mucho tiempo la biotecnología. En esta estación también presentó una parcela de soja con refugio y otra sin refugio donde simularon estar en campo de un productor. Allí los productores observaron la incidencia y los problemas que aparecen en el campo tras realizar estas prácticas y lo bueno de contar con refugio, sus ventajas y protección de la biotecnología. “Todas las recomendaciones que presenté en el recorrido de soja es de suma importancia si en alguna parte, el productor no realiza los recaudos correspondientes tendrán problemas en el cultivo”, expresó.

    Cultivos de maíz. En la estación de cultivos de maíz el Ing. Agr. Rodrigo Alff, representante de Monsanto Brasil, abordó sobre los cuidados que los agricultores deben tener con el cultivo. Enfatizó la importancia de trabajar con los manejos adecuados para preservar la biotecnología en diversos híbridos de maíces, que ayudan en la productividad en el campo.

    Con este cultivo también se presentaron maíces en diversas fases del cultivo, desde la siembra hasta cosecha. Alff destacó la importancia de empezar realizando una buena desecación para evitar plagas iniciales y posteriormente monitorear los cultivos. Resaltó el valor de la biotecnología en maíz, donde la misma proporciona una ayuda al agricultor en el campo, pero que esto no significa que el agricultor debe dejar de monitorear los cultivos en los diferentes ciclos, al contrario debe estar alerta y ayudar con el control en el campo. “Es conveniente que el productor entienda la biotecnología de los híbridos que va usar, cómo se debe trabajar y las diferencias de manejo que tienen. Ahí consiguen llegar al final del ciclo con óptimos resultados en el material escogido”, dijo.

    Añadió que en Paraguay el cultivo de la soja facilita mucho el manejo para la zafriña de maíz. Acotó que posterior a la zafriña de maíz se debe trabajar en el manejo para el próximo cultivo. Aquí se debe hacer la rotación de cultivo para lograr una mayor productividad en los cultivos posteriores. Esto puede ser alternando soja, maíz y trigo o lo que opte el productor. Lo importante es no salir del sistema y tener los cuidados correspondientes en cada cultivo, ya que el mismo incide en la productividad que brinda el campo.

    Enfermedades. En esta estación también habló sobre las enfermedades que aquejan al cultivo y las situaciones que se presentan en cada fase. Destacó la importancia de realizar los manejos adecuados y las aplicaciones necesarias para manejarlas, porque de lo contrario la inversión realizada en el campo sería nula. “El objetivo principal es trabajar de la forma correcta para conseguir productividad y que el productor pueda obtener su ganancia, pero para ello es necesario seguir las recomendaciones”, dijo. 

    La utilización del refugio en cultivos de maíz con biotecnología también fue un tema que abordó el profesional brasileño. Esta práctica es fundamental para preservar la tecnología.

    Protección de cultivos. El Ing. Agr. Carlos Dalmazzo de Monsanto Brasil fue el encargado de brindar las diversas informaciones sobre protección de cultivos. Habló sobre las malezas y los tipos, control de problemas e indicó sobre la mejor rotación de principios activos y cómo ayudar a manejar con una rotación de cultivos, coberturas. Informó a los productores sobre los tipos de malezas, cuáles son resistentes o no al glifosato. Brindó recomendaciones para cada situación de acuerdo a las consultas de los productores. 

    Expresó la importancia del glifosato para la agricultura, específicamente para la siembra directa, su impacto, beneficios y evolución de la molécula que será incluida para nuevas formulaciones de este herbicida. Las nuevas formulaciones permitirán mejorar el trabajo en condición de estrés otorgando seguridad al productor, expresó.
     

    En una parcela Dalmazzo explicó sobre las variedades de principios activos existentes en el mercado destinado para el control en preemergencia que ayuden al soporte de las tecnologías actuales y futuras en la biotecnología. 

    El objetivo de la estación fue la de cómo reducir el banco de semillas para tener una mayor seguridad de la molécula del glifosato ante posibles resistencias de plantas dañinas en la actualidad y en el futuro. 

    Recomendaciones para el agricultor. En esta estación los productores tuvieron una forma dinámica de ver las situaciones de los cultivos con plantas dañinas. Allí discutieron sobre una recomendación del sistema agronómico sobre la base de lo que siembran en la región, los cultivos de soja y maíz. “Orientamos con recomendaciones de herbicidas para cada momento del año, sobre la molécula, los principios activos, las asociaciones de mezclas del porque todo esto conversamos con los productores sobre todo las buenas prácticas, coberturas de suelo, actuar sobre las plantas pequeñas, uso de varios mecanismos de herbicidas diferentes en el mismo momento”, dijo.

    Dalmazzo expresó que la diversidad de cultivos va a ayudar al agricultor en la sustentabilidad del sistema. “No se puede repetir siempre las mismas cosas, porque siempre se tendrán los mismos resultados. Eso es algo que el productor debe entender, debe pensar por una agricultura para muchos años, donde la preocupación principal de Monsanto es que se pueda perder algunas tecnologías y biotecnologías y moléculas del glifosato si no se trabaja en buena manera agronómica”, señaló. 

    Tecnología de aplicación. El consultor de tecnología de aplicación, Leonardo Villaverde, habló sobre los puntos que influyen directamente en la performance de la aplicación de productos con las pulverizadoras. Destacó la importancia de tener en cuenta la condición ambiental, la preparación de la máquina, el entrenamiento del aplicador, la utilización del producto adecuado y principalmente los picos adecuados para la eficiencia en las aplicaciones en el cultivo. 

    Entre los temas destacados estuvo la limpieza del pulverizador, este factor es muy importante para evitar casos de fito toxicidad en los campos. Demostró experiencias de casos de mala limpieza que produjo contaminación. También destacó los cuidados a tener en cuenta con los picos y los tipos de gotas. Villaverde mencionó sobre la relevancia de la tecnología de aplicación y control preventivo que redundará en el incremento de productividad dentro de los diversos factores para determinar la productividad del cultivo de soja o maíz, la tecnología de aplicación es una forma barata y una forma técnica de incrementar el control de la productividad reduciendo costos, destacó.