Artículo completo

Abordaje sobre la problemática de la resistencia antimicrobiana

Con el objetivo principal de crear conciencia sobre el uso de antibióticos y otros compuestos antimicrobianos que favorecen la evolución de las bacterias resistentes, se realizaron varias actividades locales promovidas por la Unión Europea (UE) y nuestro país. Entre ellas, un ciclo de talleres cuya culminación se realizó el 31 de mayo en el Granados Park Hotel. En la ocasión las conferencias enfatizaron la relación entre las denominadas resistencias antimicrobianas (RAM) y los aspectos medioambientales, con lo que concluyó el ciclo de talleres para crear conciencia sobre el uso de antibióticos y otros compuestos que favorecen la evolución de las bacterias resistentes. En el evento tuvo activa participación el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. Además de la presencia de delegaciones del Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Viceministerio de Ganadería, el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) y otros entes que compartieron la serie de conferencias. La iniciativa se enmarca dentro de un programa más amplio de la cooperación internacional que la UE está realizando en siete países de América del Sur, a saber Argentina, Chile, Brasil, Colombia, Paraguay, Perú y Uruguay. La colaboración apunta a la sensibilización de todos los sectores y autoridades involucradas en dicha problemática. Por ello, desde el 2017 y parte del 2018 se desarrollaron talleres en los países mencionados, abordando los aspectos relacionados con la salud humana y animal, la prevención general, tal como el control de las infección intra-hospitalarias, los programas de administración de antibióticos en hospitales, las prácticas agrícolas libres de antibióticos, la investigación, innovación y el comercio. Durante la conferencia estuvieron presentes oradores internacionales como Will Gaze, del Reino Unido, y de los países involucrados como Argentina, Chile, Colombia, Perú y Uruguay, quienes expusieron sus respectivas realidades. En la apertura, el representante del bloque comunitario en Paraguay, Paolo Berizzi, comentó que el ciclo de conferencias tuvo el propósito de reunir esfuerzos multidisciplinares para encontrar una respuesta adecuada a la RAM, donde se presentaron las conclusiones del ciclo de seminarios que han abordado durante el 2017 y en los primeros meses del año en curso. La agenda inició con talleres en América del Sur, en la ciudad de Brasilia, Brasil. En el ciclo de talleres se tocaron aspectos de salud humana y animal, la prevención general y los programas de administración de antibióticos en hospitales, las prácticas agrícolas libres de antibióticos, así como la investigación, innovación y el comercio. Berizzi señaló que el seminario de Asunción constituyó el cierre de los encuentros de formación y se aprovechó para abordar otros aspectos sobre la RAM y sus efectos en el medioambiente lo cual es sumamente importante. Expresó que cuando los antibióticos fueron desarrollados, constituyeron toda una revolución, cambió la salud humana, donde incluso ya se pensó que no habría necesidad de conocer más sobre enfermedades causadas por bacterias, porque la misma podría ser combatida con antibióticos, lo cual se tornó todo lo contrario, a mayor utilización, menos efectivos se han vuelto. “En la medida que las bacterias resisten, es hora que resistamos nosotros también”, expresó. La propia Unión Europea se encuentra uniendo esfuerzos globales en el tema. Por ello destinó unos 500.000 euros para los talleres en América del Sur. Además, desde el 2011 han contado con un Plan de Acción de la Comisión Europea con un enfoque de salud compartida (salud humana y salud animal, con la inclusión del medioambiente). Para el 2017 se adoptó el nuevo Plan de Acción de la UE sobre la RAM. Según se explicó, abordar sobre la RAM es fundamental para alcanzar los objetivos de Desarrollo Sostenible, un reto a cumplir con los objetivos relacionados con la salud, dentro de la Agenda 2030, para garantizar repuestas de una salud pública sostenible y efectiva. El embajador apuntó que si las bacterias se volviesen resistentes a todos los antimicrobianos actuales, se perdería la habilidad de realizar cualquier cirugía mayor, trasplantes de órganos o implantaciones, entre otros procedimientos. En salud animal, los animales son frecuentemente tratados con antibióticos cuando son diagnosticados con la enfermedad. Sin antibióticos eficaces, las enfermedades se propagarían rápidamente con un enorme impacto en salud animal y con severas consecuencias económicas. En otro momento recordó que en la Unión Europea desde el 2006 están prohibidos los antibióticos como promotores de crecimiento en alimentos para animales.

Autor

RevistaCampo

Revista de agronegocios con años de trayectoria en el mercado. Contamos con una tirada mensual de 6.000 ejemplares distribuidos en forma gratuita en todas las zonas de producción del país.

Comentarios