Artículo completo

El desafió es ser una porción mas grande de la economía

Ariel Guarco, presidente de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), argentino, de profesión médico veterinario, economista y con especialización en economía social y solidaria. Está vinculado al cooperativismo desde niño. De visita a nuestro país destacó entre los objetivos de su organización las comunidades sostenibles y,entre los desafíos, ser una porción más grande de la economía.

Inicio de la Entrevista


_ Campo. ¿Cuáles son los principales objetivos de la Alianza Cooperativa Internacional?

_ Guarco. Los objetivos de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) tienen una mirada global que va de la mano de los desafíos que el mundo tiene que enfrentar en cada momento. Hoy los desafíos globales son compartidos por todas las entidades que forman parte de este entramado de organizaciones internacionales que están a la vanguardia de la toma de decisiones. En el caso de la ACI se ha adherido a lo que la Organización de la Naciones Unidas (ONU) ha declarado en agenda 2030. Es decir, qué va a hacer la humanidad para que la sociedad sea mejor de aquí al 2030. Esto lo ha embarcado entre los objetivos para el desarrollo sostenible, son 17 objetivos que tienen que ver con el cuidado del planeta, del ser humano, con las posibilidades de vida para las futuras generaciones. Particularmente a nosotros nos interesa el trabajo sostenible, digno, bien remunerado, que no explote ni discrimine. Nos interesan las comunidades sostenibles, el cuidado del medio ambiente, del planeta y la construcción de un mundo armónico, en paz, sin conflictos, sin excluidos y sin marginados.


_ Campo. ¿Cómo evoluciona el movimiento cooperativo a nivel global?

_ Guarco. Viene con un crecimiento muy notorio. Hoy en el mundo somos
más de 1.200 millones de cooperativistas, de miembros o asociados en cooperativas. Esto significa que uno de cada 6 en el planeta es cooperativista, que lo convierte en uno de los movimientos más grandes a nivel global. Existen en el mundo alrededor de 3 millones de cooperativas, que generan empleos directos a alrededor de 280 millones de personas. Esto significa el 10% de la población total ocupada a nivel global y las 300 empresas cooperativas más grandes tienen una facturación de 2,2 trillones de dólares americanos, lo que se asemeja a la sexta economía del mundo. Estamos frente a empresas fuertes, que no son marginales, que pueden competir en el mercado o hacerla igual o mejor que las empresas de capital, que solo persiguen la maximización del lucro. Para nosotros la maximización del lucro es mejorar las condiciones de vida de la gente.


_ Campo. ¿Cómo trabaja la organización y sus aliados a favor del mejoramiento de la calidad de vida de los sectores más vulnerables?

_ Guarco. Siempre poniendo en el centro de nuestros objetivos al ser humano, al desarrollo del mismo en el contexto donde realiza su vida. Esto es una diferencia fundamental. Nosotros no somos empresas con responsabilidad social, sino
que orgullosamente decimos que somos la responsabilidad social hecha empresa. Es nuestra razón de ser, es nuestro ADN. Estamos genéticamente preparados para ser socialmente responsables y eso lo ponemos en acción en cada una de nuestras acciones en la vida cotidiana y también cuando nos organizamos en forma de empresa. Generamos las condiciones para todas las comunidades, en las cuales estamos insertos en el mundo. Somos uno de cada 6 en el mundo, entonces tenemos una irradiación muy grande en las comunidades donde estamos insertos. Intentamos que las personas tengan el nivel de vida que merecen, de acuerdo a las capacidades de desarrollo. Que no haya ciudadanos de primera ni de segunda, que la gente que vive en los pueblos del interior puedan tener acceso a las mismas comodidades, servicios y condiciones tecnológicas de quienes viven en las grandes urbes, pero disfrutando de esa condición especial de vivir en un pueblo o una ciudad.


_ Campo. ¿Cuáles son los desafíos?

_ Guarco. El desafío es intentar ser una porción más grande de la economía. Hoy somos aproximadamente el 10% del Producto Interno Bruto mundial, una economía de tercio es lo que pretendería para un movimiento económico diferente, que prioriza otras cosas. El objetivo es ir avanzando de este 10% a un 30%. Loideal es que el 30% esté en manos de la familia social y solidaria, otros 30 quizás en manos de los estados, porque es necesario y otros 30 en manos de las empresas de capital que son necesarias también.


_ Campo. ¿Confían en que van a ir logrando ese propósito?

_ Guarco. Va creciendo, realmente es llamativo no solo el potencial, se va consolidando en acciones concretas, son cada vez más las comunidades que decidieron organizarse en forma cooperativa, trabajando en forma coordinada y estratégica con los estados. En Argentina hemos creado la red de municipios cooperativos, donde los estados del sector cooperativo y las diferentes empresas de la economía social se organizan y promueven el desarrollo de las comunidades, pero es fácil pensarlo en Argentina que tiene 10 millones de cooperativistas. Pero también he estado hace poco tiempo en Inglaterra, allí ellos están haciendo lo mismo. Eso quiere decir que la forma organizativa de las cooperativas empieza a quedarle bien a mucha gente, los jóvenes empiezan a entender que es la única forma de desarrollarnos sin oprimir al resto.


_ Campo. ¿El sector cooperativo es el modelo ideal de sustentabilidad?

_ Guarco. Sí, es un modelo alternativo diferente. Por sobre todas las cosas para lograr que la gente viva mejor, cada vez con mejor calidad de vida, pero sin que eso sea a costa de otros.


_ Campo. ¿Qué opina sobre el sector cooperativo de Paraguay?

_ Guarco. La verdad no sé si pueda ser muy objetivo en esto, porque yo tengo una gran predilección por el cooperativismo paraguayo. Es una predilección fundada en el conocimiento que tengo en lo que hacen. Es un sector que mueve la economía, porque está bien organizada, tiene metas claras, trabaja con seriedad, ha priorizado la educación como uno de los pilares, no solo de sus dirigentes, sino de la comunidad y eso es una de las cosas que priorizaron quienes empezaron esta historia del cooperativismo moderno, hace casi 175 años. Es un movimiento cooperativo comprometido, responsable, trabajador, que ha madurado mucho en los últimos años y que tiene una gran potencialidad.


_ Campo. ¿Cómo ve a las cooperativas de producción de nuestro país?

_ Guarco. No tengo datos muy detallados, pero sé que las cooperativas de producción mueven una parte importante de la producción agropecuaria nacional. Según me informaron son responsables de unos 40% de la producción de soja, unos 80% de la producción láctea y si son capaces de manejar esos volúmenes de producción, y lo hacen sobre la base de los principios y valores cooperativos, la potencialidad que tienen es enorme. La región tiene una gran potencialidad en cuanto a la producción agropecuaria, como región si logramos organizarnos un poco más, coordinar nuestras acciones, nuestras actividades y en eso la ACI está poniendo el foco en esta nueva gestión, tenemos posibilidades infinitas de incidir en los mercados, de hacerlo con presencia firme, sostenida y trayendo resultados positivos para luego poder ser esparcido en la comunidad en general.


_ Campo. ¿Cuáles son las estrategias a seguir para que el sector cooperativo abarque a más personas en países en vías de desarrollo?

_ Guarco. En primer lugar la educación. Nadie puede pertenecer o defender algo que no conoce y mucho menos querer o amar algo que no conoce. La ignorancia es una barrera difícil de franquear. La educación nos permite derribar esas murallas. Nosotros estamos convencidos de que a través de la educación, que debe ser primero informal, pero que luego debe ser parte de la enseñanza curricular de los distintos países. Por eso estamos trabajando tanto con los Estados en los distintos países. Esto es la llave que abre la puerta de entrada a un mayor conocimiento general de la población, respecto al cooperativismo, con una población más informada, más formada en principios y valores cooperativos. De esa manera seguramente el modelo se va a ir expandiendo mucho más rápido de cómo es ahora. Cuando uno conoce las entrañas del modelo cooperativo, ya no quiere vivir en otro modelo.


_ Campo. ¿Cuáles son los proyectos para el mediano y largo plazo de la alianza?

_ Guarco. Hacia adentro lograr una mayor integración de los distintos cuerpos que forman parte de la Alianza Cooperativa Internacional. La alianza está formada por cuatro regiones, que van de la mano de los continentes, incluyendo Asia y Oceanía. Tiene 8 sectores que involucran a las distintas especificidades: trabajo, consumo, producción y tiene comités temáticos vinculados a la investigación, equidad de géneros, juventud y una plataforma de desarrollo que tiene. Integrar todo eso en un gran cuerpo que pueda articular cada una de las estrategias, es una de las tareas que tenemos pendientes. Hacia afuera, es trabajar cada vez más en comunión con las distintas organizaciones internacionales con los que tenemos lazos muy fuertes con la Organización de las Naciones Unidas, con la Organización Internacional del Trabajo, con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola FIDA, la Organización de Estados Americanos OEA y el Vaticano. Ese trabajo con las distintas organizaciones sociales es lo que nos permitirá ir encarando en forma conjunta cada vez más desafíos y enfrentarlos cada vez de forma más competente.

Autor

RevistaCampo

Revista de agronegocios con años de trayectoria en el mercado. Contamos con una tirada mensual de 6.000 ejemplares distribuidos en forma gratuita en todas las zonas de producción del país.

Comentarios