Artículo completo

La calidad de la carne mejoró con los avances de la genética

El producto tiene actualmente nichos premium como la cuota Hilton de la UE.

Gracias a los progra­mas de inversión en mejoramiento gené­tico, la ganadería nacional tuvo un gran avance en los últimos años y actualmente se produce una carne de cali­dad premium, destacaron referentes del sector pecua­rio nacional.

Darío Baumgarten, directivo de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), destacó que la genética es una herramienta fundamental para lograr el mejoramiento de la ganadería en eficiencia y productividad, y fue clave para el salto cuanti­tativo de la calidad del ganado. El profesional explica que el hato ganadero fue mejorando paulatinamente mediante la incorporación de genética, la mejora de la sanidad animal, la nutrición y el manejo. Actual­mente alrededor del 30% de los animales terminados que van a faena a los frigoríficos de exportación son tipo premium que pueden dar carnes gour­met y comercializarse a pre­cios diferenciados, manifestó.

“Hace 15 o 20 años cuando alguien quería comer u ofre­cer un buen asado, buscaba carne de Santa Fe. Hoy día, con la gran inversión reali­zada por el productor, acom­pañada por la industria, nues­tra ganadería ha mejorado significativamente y lo que nos permite producir cortes de carne de calidad. Esto se logró mediante la introduc­ción de genética de calidad y los cruzamientos adecuados; además de los otros factores de sanidad, manejo y nutrición ya mencionados”, expresó Baum­garten.

Baumgarten destaca que el impacto más importante del mejoramiento genético fue el haber sido reconocidos como productores de carne de cali­dad al ser parte de la cuota Hil­ton de la Unión Europea (UE), la cual es una carta de presen­tación para los demás merca­dos en el mundo. Sin embargo, manifestó que el trabajo debe seguir y apuntar al desarro­llo y crecimiento del sector mediante un esfuerzo conjunto de toda la cadena cárnica (productores e industriales) con la participación y apoyo efectivo del sector público, para seguir accediendo a más y mejores mercados, que per­mitan al productor ganadero recibir un precio que reco­nozca su esfuerzo y le permita seguir invirtiendo para crecer y mejorar su producción.

Marcos Medina, presidente de la comisión de carne de la ARP, destaca que el crecimiento de los ingresos por exportacio­nes de productos cárnicos se vio acompañado por un aumento de las inversiones en los proyectos productivos, que impulsaron que hoy en día Paraguay sea un país recono­cido por su genética bovina.

Actualmente, además de ser un referente en el mer­cado internacional de la carne, Paraguay es también un exportador de genética (semen, embriones y ganado en pie) y se convirtió en un modelo para otros países, destacó. Por su parte, Juan Domingo Rehnfeldt, experto destacado en reproducción animal, sostuvo que el indi­cador más visible del mejo­ramiento de la genética es la calidad de la carne ofrecida actualmente en las góndolas.

El desafío es certificar

Paraguay puede ofrecer una carne de calidad y terminada a pasto.

Pese a los grandes avances que tuvo la ganadería nacional aún hay grandes desafíos tiene que enfrentar la cadena de la carne como desarrollar e implemen­tar un sistema de certificación de calidad (tipificación, “gra­ding”) y trabajar hacia una diferenciación y posiciona­miento de la carne en el mer­cado internacional, y mejorar la promoción para acceder a los nichos de mercado premium, manifestó Darío Baumgarten.

“No podremos competir ni en volumen ni en precios con dos grandes competidores en el mercado mundial, Bra­sil e India; pero si debería­mos diferenciarnos y posicio­nar nuestra carne como una carne de calidad diferenciada y natural. Somos pocos los países que podemos ofrecer carne de calidad terminada a pasto”, sostuvo.

Manifestó que el sector debe enfocarse a satisfacer la demanda de carnes premium gourmet y apuntar a las tien­das especializadas, cadenas de restaurantes y hoteles, y no solamente ofrecer carne de uso culinario (uso domés­tico) o como ingrediente (pro­cesamiento o uso industrial). A medida que se sube en la escala de calidad se pueden conseguir mejores cotizacio­nes por la carne y no solo con­tentarse con vender un “com­modity”, explicó Baumgarten.

“Igualmente debemos de ade­cuarnos a los requisitos y ten­dencias de los mercados en relación a la Producción Sus­tentable, Bienestar Animal, Buenas Prácticas Ganaderas, y Trazabilidad”, destacó.

Técnicas fueron la clave

Darío Baumgarten.
Darío Baumgarten.

Los métodos modernos de reproducción permitieron el avance.

El gran avance genético experi­mentado en los últimos 50 años fue gracias a la utilización de técnicas reproductivas, des­tacó Darío Baumgarten. Sos­tuvo que desde la introducción de la inseminación artificial (IA) en la década de los años 60, la ganadería paraguaya ha estado avanzando en la utiliza­ción de las técnicas reproducti­vas a medida que estas fueron evolucionando.

Con la utilización del termo de nitrógeno líquido y el semen congelado, primero en pasti­llas, luego en pajuelas, la téc­nica de la IA se ha ido exten­diendo a lo largo y ancho del país. Posteriormente, el desa­rrollo de nuevas técnicas como la superovulación de las vacas, la aspiración y la transferencia de embriones (TE) han permi­tido lograr un avance mayor al permitir obtener mayor can­tidad de terneros a partir de vacas superiores.

Luego, con los protocolos de Inseminación Artificial a Tiempo Fijo (IATF) se ha posibilitado una produc­ción de terneros más homogé­neos, la reducción del intervalo entre partos en condiciones de producciones extensivas y tradicionales y la mejora de la tasa de procreo, así como una mejor utilización del tiempo de los profesionales, veterinarios y paratécnicos (inseminadores).

En los últimos años, la intro­ducción de las técnicas de fer­tilización in-vitro (FIV) tanto con la utilización de embrio­nes frescos o congelados, es quizás la herramienta que más está contribuyendo a lograr el mayor avance o salto genético, al poder producir una gran cantidad de terne­ros a partir de vacas donantes superiores, explicó.­

Fuente:La Nación.

Autor

RevistaCampo

Revista de agronegocios con años de trayectoria en el mercado. Contamos con una tirada mensual de 6.000 ejemplares distribuidos en forma gratuita en todas las zonas de producción del país.

Comentarios