Artículo completo

La Paloma del Espíritu Santo estrena feria internacional

La muestra en La Paloma del Espíritu Santo completó 21 ediciones como exposición regional, pero en la versión 2019 se estrenó como feria internacional. Los resultados fueron auspiciosos para la época, atendiendo la zafra de verano poco favorable y cifrando grandes esperanzas en la zafriña. En términos generales, el predio “Wilfrido Soto” abrió sus portones del 5 al 14 de abril. El evento generó un estimativo de negocios por arriba de 100 millones de dólares y albergó a más de 100 mil visitantes. Hubo diversos atractivos y se buscó dar facilidades para la participación del público que cumplió con las expectativas de la organización.

Desde la organización de la 21ª Expo Regional Canindeyú y 1ª Expoferia Internacional se buscó ofrecer diversidad de propuestas para el público en general, sumando así atractivos y espectáculos a la plataforma para negocios y novedades de los ámbitos agrícola, ganadero, industrial, comercial y de servicios. Bajo el lema “Proyectando con trabajo la imagen del país”, la muestra apostó a crecer dando el impulso hacia un evento con tinte internacional.

Organizada por la Asociación Rural del Paraguay (ARP), regional Canindeyú, la expoferia albergó una buena cantidad de público, pese al escenario poco favorable por la situación del campo, tras la zafra de verano con bajos rendimientos y un precio de los granos menor a la temporada anterior. Pero la respuesta de los visitantes dio el marco de respaldo deseado. Nelson Cardozo, coordinador de la muestra, indicó que la Expo Canindeyú pasó de unos días “normales” a superar las proyecciones.

“Sobrepasó las expectativas. Hubo buena participación del público y el público respondió a la convocatoria. Se cumplió a cabalidad con lo programado y hasta el tiempo se prestó. Todo el programa fue ejecutado en tiempo y forma”, reafirmó. Además de las propuestas artísticas de los dos fines de semana, hubo otras iniciativas que igualmente atrajeron a visitantes.

Desde la organización se informó que prácticamente se logró aproximar a unos 110 mil visitantes en total, contabilizando los diez días de feria. “Siempre está por arriba de 100 mil personas, pero últimamente rondábamos en 103 o 107 mil visitantes. La oferta del fin de semana última fue determinante para superar el registro de los últimos años”, reveló el también vicepresidente de la ARP regional Canindeyú. Con respecto a la participación en materia de expositores, desde la organización se informó que se inscribieron más de 400.

“Es algo dinámico. Sólo en esta edición tuvimos dos deserciones pero catorce nuevas participaciones. Vimos un fuerte impulso en automotores y maquinarias y todos los expositores con buenas promociones y financiación propia o con las facilidades de los bancos presentes, con créditos a largo plazo y otras características que permitieron dar un marco favorable para hacer buenos negocios”, finalizó.

En tanto, el presidente de la regional Canindeyú del gremio rural, Herberto Hahn, consideró que pese a las dificultades observadas en la agricultura y atendiendo que principalmente el décimo cuarto departamento es más agrícola que ganadero, por lo que el impacto es más fuerte, la muestra dejó muchas satisfacciones. “Nuestra Expo se desarrolló bien y superó las expectativas. El tiempo colaboró bastante y el público respondió”.

De la primera experiencia como feria internacional, igualmente calificó de examen aprobado y prueba superada. Consideró que algunas medidas fueron “acertadas” pues se logró cumplir con el objetivo. En ese sentido, calificó de positivo la posibilidad de liberar el acceso por varios días y establecer precios diferenciados para otros días y horarios. También se tuvo en cuenta el componente social al pedir la colaboración en algunas jornadas de acceso libre, la donación de un kilogramo de alimento no perecedero, destinado posteriormente a alguna entidad de beneficencia.

La liberación del acceso igualmente permitió a varias empresas a contar con mayor presencia de invitados en sus stands. “Facilitamos a los expositores que pudieron organizar sus eventos de manera a contar con buena cantidad de clientes y amigos. Sólo en un día hábil pasaron por el molinete más de 10 mil personas, por arriba de lo habitual cuando se cobra entradas”, admitió. Cabe recordar que muchas firmas optaron por habilitar sus locales días después de la apertura de portones de la Expo Canindeyú. Otras se ajustaron a un horario más laboral, atendiendo desde la mañana y hasta la tarde.

Cada expositor estableció su mejor horario para sus propuestas. Otros extendieron más sus actividades, de manera a poder compartir más con clientes y amigos y no solo “abrir en horario de oficina”. Esta decisión permitió realizar varios encuentros sociales y amenos, más allá de los negocios, aunque también hubo momentos para hacer proyecciones, sobre todo porque la Expo Canindeyú coincidió con un tiempo “bisagra”, entre lo que dejó la zafra de verano y las perspectivas de zafriña.

En inversiones, Hahn indicó que por lo bajo se destinaron unos 300 mil dólares, sobre todo para ajustar el campo ferial a las necesidades de una muestra internacional. “Invertimos mucho en el asfalto, en la parte del acceso principal, en pinturas, limpieza y remodelación del tinglado ‘multiuso’. Era algo que necesitábamos. También los sanitarios, sobre todo para los días de shows. Es una inversión que queda, por ejemplo, el ‘multiuso’ puede ser aprovechado para varios acontecimientos fuera de la muestra”, manifestó.

El dirigente ganadero también agradeció la participación de los pecuaristas, demostrando que el departamento es ideal para la integración agrícola – ganadera. “Canindeyú es zona de engorde. Se terminan animales de otras zonas. No se desarrolla tanto la cría, pero sí el engorde para aprovechar los granos para la terminación”, comentó. Estimó que pese al precio bajo, se logra realizar la labor en un rebaño departamental que ronda las 800 mil cabezas.

Resaltó los más de 200 ejemplares inscriptos, sea para competencias o para exhibición, en donde además de los animales en competencias pudieron verse especies y razas pocas difundidas en otras ferias, como el ganado Gyr para la lechería o los búfalos, que en esta ocasión estuvieron los de la raza Murrah. A esto se sumó la participación de la Nelore que apostó con una nueva edición de su Exposición Nacional durante esos días. La presencia de criadores de cabras y ovejas también fue celebrada por el crecimiento de la pecuaria menor en este tipo de eventos.

Los negocios ganaderos oscilaron entre 6.000 y 7.000 millones de guaraníes, con promedios cercanos a los 20 millones de guaraníes por cabeza, por unos 4.000 lotes ofertados, con un precio máximo superior a 80 millones de guaraníes por un reproductor según se supo. Se realizaron subastas con hacienda de invernada, así como de reproductores, tanto de grandes como de pequeños. Otra novedad, fue el primer concurso regional de asado de la Expo Canindeyú. Para ello fueron invitados miembros de la Asociación Paraguaya de Asadores, en calidad de jurado.

Finalmente, desde la organización y en agradecimiento por la participación de los expositores, se realizó la premiación a los mejores stands y el reconocimiento por la presencia en la 21ª feria regional y 1ª internacional. Fue el miércoles 10 de abril en la denominada “Noche de los Ganadores”. Por último, la posibilidad de concretar más negocios se ancló debido a la cautela de los agricultores, quienes desearon ver cómo se desarrollaría el mercado y con los escenarios más definidos, ver qué acción tomar. Más allá de esto, los organizadores ya se aprestan para la siguiente edición, confiados en un escenario más benigno para las aspiraciones del ámbito de los agronegocios y, por ende, del país.

Autor

RevistaCampo

Revista de agronegocios con años de trayectoria en el mercado. Contamos con una tirada mensual de 6.000 ejemplares distribuidos en forma gratuita en todas las zonas de producción del país.

Comentarios