Artículo completo

Neuland fue sede de los festejos por el Día Internacional de la Cooperación

El pasado 7 de julio se celebró el Día Internacional de la Cooperación y del Cooperativismo Agropecuario del Paraguay. El evento fue organizado por la Cooperativa Multiactiva Neuland Ltda. y la Federación de Cooperativas de Producción Ltda. (Fecoprod), y se llevó a cabo en el salón auditorio del Colegio Secundario de la Colonia Neuland. Referentes del sector cooperativo nacional y representantes del gobierno estuvieron presentes para conmemorar esta fecha de gran importancia para el cooperativismo.

Como ocurre cada primer sábado del mes de julio, los cooperativistas hicieron una pausa en sus actividades para recordar el Día Internacional de la Cooperación y del Cooperativismo Agropecuario del Paraguay. En la ocasión recordaron la importancia socio-económica del movimiento cooperativo en el país, especialmente el ligado al sector productivo. “Es una jornada en la que hacemos un alto parcial a nuestras actividades, para reflexionar respecto a la historia que dejamos escrita, el presente en el que nosdesenvolvemos y el futuro al que aspiramos”, señaló Eugenio Schöller, presidente de la Fecoprod. El titular de la federación señaló que el presente les encuentra en un momento de solidez, con un sector productivo capacitado y dotado de tecnología, además de contar con los conocimientos vanguardistas necesarios y exigidos en la actualidad. “Muchas veces nos hemos caído, pero igual cantidad de veces nos levantamos con nuevas lecciones aprendidas”. En relación al futuro, mencionó que los productores vinculados a las cooperativas siempre se han caracterizado por un optimismo superlativo. En ese sentido, señaló que el sector está con grandes expectativas en las autoridades que asumirán sus funciones en el mes de agosto. El movimiento cooperativo espera que el nuevo gobierno tenga la capacidad y la solvencia para garantizar el trabajo en el campo. Señaló que las cooperativas, además de generar empleo, otorgan beneficios directos e indirectos a miles de familias.

Puso como ejemplo a las cooperativas de producción instaladas en la zona central del Chaco, a las que situó como abanderadas del desarrollo y el progreso de sus comunidades. Schöller ratificó el compromiso de las cooperativas, en seguir en la línea del trabajo para satisfacer las necesidades del consumidor nacional y obtener más espacio para la marca país en los mercados internacionales. “Los mercados internacionales nos han abierto las puertas, gracias al empeño que ponemos todos los días en la generación de productos de alta calidad, tanto en ganadería, como en agricultura e industria”.


Sociedades sustentables gracias a la cooperación. El presidente de la Cooperativa Neuland Ltda., Heinz Alfred Bartel, recordó que la colonia fue fundada hace 71 años por inmigrantes de origen europeo. Señaló que después de difíciles comienzos y tras superar enormes desafíos, se convirtió en lo que actualmente es Neuland: “Un colorido espectro multicultural de habitantes, que ejercen las más diferentes actividades y todas descansan sobre el cimiento de la producción agropecuaria”. El lema propuesto para este año por la Alianza Cooperativa Internacional es “Sociedades sustentables gracias a la cooperación”. Bartel señaló que la sostenibilidad es un tema que actualmente se repite en todos los ámbitos de acción, y que el mundo comenzó a comprender que las políticas que aportan únicamente a soluciones a corto plazo no han dejado resultados satisfactorios.


“Hoy hablamos de trabajo social, sostenible, finanzas sostenibles, producción sostenible y un medio ambiente sostenible. Es interesante que el mundo, que durante las últimas décadas fue marcado por el individualismo, se dé cuenta que el cooperativismo puede generar sociedades más sustentables gracias a las virtudes como la solidaridad, la inclusión, la confianza, y el gran aporte que puede brindar para mejorar el nivel de vida de muchos en un amplio sentido”.

En otro momento de su discurso, mencionó los desafíos actuales del movimiento cooperativo. Uno de ellos es mantener la unión del sector. Señaló que ser cooperativista no es solo una asignación, sino que es un sentimiento por convicción. El poder aportar al bien común con valores como la confianza, la coherencia y la previsibilidad en el accionar son muy importantes, agregó. “Los desafíos siempre los tendremos y siempre lo supimos sobrellevar. Como sector productivo sabemos que de nosotros dependen en gran manera la generación de alimentos y su industrialización en el Paraguay. Ocupemos este puesto con responsabilidad y protagonismo, también a la hora de defender los intereses de nuestros socios ante las instancias oficiales. Y sobre todo, cuando se trata de aportar herramientas y una actitud solidaria para mejorar los niveles de oportunidades y de la equidad social en nuestro país”.


Inclusión y desarrollo. Durante el encuentro se destacó el rol que tiene el movimiento cooperativo a nivel global, no solo en su aporte económico, sino que también como un instrumento para mejorar la calidad de vida de las personas. Simona Cavazzutti, representante de la Central Nacional de Cooperativas - Unicoop, señaló que estas instituciones representan una herramienta poderosa de inclusión y desarrollo, cuyo principal valor y punto focal son las personas. “Eso nunca tenemos que olvidar”, resaltó. Señaló que no existe mejor lugar que el Chaco para festejar el día del cooperativismo, ya que en esta zona se puede palpar la importancia de una cooperativa. “Esta colonia no sería lo que es actualmente sin un trabajo cooperativo. Las cooperativas que desarrollaron esta región, como muchas otras alrededor del mundo, demuestran que el trabajo cooperativo vale la pena”. Amelia Moro, gerente general de la Confederación de Cooperativas Rurales del Paraguay (Concopar), señaló que el cooperativismo se convirtió en uno de los principales modelos que incluyen aspectos de desarrollo sostenible en su fundamento, además de contar con valores y principios éticos. “Son mecanismos por cuales los ciudadanos de un país pueden mejorar efi cazmente su vida, y al mismo tiempo contribuir al progreso económico, social y político”. Mencionó que alrededor de 1.000 millones de mujeres y hombres del mundo participan en cooperativas, de acuerdo a las estadísticas de la Organización Internacional del Trabajo. Las empresas cooperativas tienen un papel fundamental, que es desempeñarse en los aspectos económicos, sociales, y medio ambientales. “Es evidente, que desde esta perspectiva, ayudan a construir una sociedad mejor, un país mejor, y un mundo mejor. La resiliencia de las cooperativas, y esto es sabido a lo largo de la historia, ha demostrado su adaptabilidad y sostenibilidad”. Félix Jiménez, presidente del Instituto Nacional del Cooperativismo (Incoop), señaló que las cooperativas representan un modelo empresarial dinámico y fl exible en las esferas de la producción, la comercialización, y la prestación de servicios. Destacó que estas actúan como motores del crecimiento económico. El impacto en la economía nacional de estas instituciones es del 20% del sistema fi nanciero total, señaló. Luis Gneiting (), titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en ese entonces, también participó en la celebración. Señaló que Paraguay tiene mucho por enseñar sobre cooperativismo, ya que probablemente sea el país de la región en el que mejor desempeño y crecimiento exhibió el sector cooperativo. “El Chaco central es el vivo ejemplo de lo que es el cooperativismo y la cooperación”.

Autor

RevistaCampo

Revista de agronegocios con años de trayectoria en el mercado. Contamos con una tirada mensual de 6.000 ejemplares distribuidos en forma gratuita en todas las zonas de producción del país.

Comentarios