Actualidad

17/08/2020

Nuevo laboratorio de biotecnología para caña dulce

La estatal Petróleos Paraguayos (Petropar) inauguró un laboratorio de biotecnología en su planta alcoholera de Mauricio José Troche (Guairá), con la intención de apoyar la producción de caña de azúcar, materia prima del alcohol producido en la mencionada fábrica, según difundió la entidad pública. Conforme el material dado a conocer, la inversión rondó 467,6 millones de dólares, dentro del marco del Proyecto de Modernización que la unidad cuenta con apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Para desarrollar las tareas de investigación y mejoramiento genético, se empleará el método del cultivo In Vitro, con lo que se apunta a producir una semilla de alta calidad sanitaria, resistente a hongos, virus y bacterias. El laboratorio de biotecnología cuenta con equipos de última generación como una campana de flujo laminar para extracción de meristemo, una autoclave para esterilización de materiales, un destilador baño maría, estereoscopio, balanzas de precisión de 2 y 4 dígitos, balanza analítica, medidor de pH y todos los reactivos, además de un vivero para aclimatar a los plantines, dotado con un sistema de riego con capacidad de incorporar nutrientes a la planta para su mejor desarrollo, indicó el informativo. Tambien se anunció sobre la firma de un convenio marco con el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) y la Asociación de Cañicultores de Mauricio José Troche, mediante el cual los pequeños productores podrán acceder a créditos blandos para aumentar su producción de caña de azúcar. Con este convenio se apunta a establecer una línea de crédito amplia que estará destinada exclusivamente a los cañicultores que trabajan en la zafra de Petropar. De igual forma, se suscribió otro convenio de cooperación interinstitucional con el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) y con el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA), entidades que darán apoyo en el área técnica para el semillero, con el objetivo de consolidar una semilla única de alta calidad genética, concluyó el informativo. 

Buenos rendimientos de maíz, pero poca expectativa en precios

Entre 6.000 y 8.000 kg de maíz por hectárea están cosechando los productores asociados de la Cooperativa Unión de Curupayty, ubicada en Santa Rosa, Alto Paraná. A pesar de los excelentes rindes, los precios para este grano continúan bajos por la pandemia y los agricultores solamente alcanzan a cubrir sus costos productivos y deudas sin tener mayores ganancias, según el boletín de la Unión de Gremios de la Producción (UGP). “Estamos alrededor de 180 socios agricultores que entregan su producción a los silos de la cooperativa. Todo marcha bien en cuanto a rendimiento, clima, costos y demás, pero los precios siguen y seguirán bajos; alrededor de 100 a 105 dólares la tonelada”, dijo Celso Matei, tesorero y encargado comercial de la cooperativa. Añadió que los granos se exportan a Brasil, Uruguay y se comercializan también en el mercado interno. “Estamos con miras en la próxima siembra de soja en setiembre, estamos esperanzados en tener una buena producción otra vez, sin embargo, no creemos que los precios se recuperen rápido”, expresó.