Entrevistas

09/10/2020

“En un momento dado, va a ser un sector ponderado en el país”

Raúl Legal, nuevo presidente de la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama), asumió el desafío de liderar el gremio confiado en que el sector tiene mucho potencial, que si se lo sabe aprovechar podrá aportar más de lo que ya contribuye a la economía nacional. Además indicó que perfectamente pueden convivir la actividad productiva y el ambiente. Asimismo resaltó que, pese a la pandemia, la inversión forestal continuó y que se anuncian otros proyectos importantes.

_ CAM. ¿Un año difícil para asumir responsabilidades?
_ Legal. Y se da en un momento atípico, pero lo tomo con toda responsabilidad el desafío de liderar un gremio antiguo con una cantidad importante de socios y tras la asamblea realizada para recomponer la directiva por un periodo de dos años. Creo en este sector. Conozco esta actividad desde hace más de 25 años y conozco la calidad de los asociados. Asumí el compromiso para dinamizar y potenciar porque creo que el sector forestal puede dar mucho para la economía nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Raúl Legal, presidente de Fepama por el periodo 2020 – 2022.

_ CAM. ¿Hace falta cambios en el marco legislativo para esa dinamización?
_ Legal. Tenemos herramientas muy interesantes para el sector forestal. Por ejemplo, para la reforestación tenemos la “Ley de Vuelo forestal” que permite la asociación entre el propietario de tierra y el interesado en reforestar. Eso facilita mucho las plantaciones. De hecho hay buenas experiencias operando de esa manera. Si se plantea que la actividad cuenta con todas las leyes necesarias, en ese sentido, el bosque está protegido. Ahora, si se cumple con lo que está escrito, es de reconocer que hay un inconveniente de incumplimiento de algunos que no necesariamente tienen que ser asociados a la Fepama. Creemos que con las leyes con las que cuenta, el sector forestal va a disponer de la materia prima suficiente para seguir desarrollando la industria, más aún que hoy estamos combinando de plantaciones, ya que un 70 % u 80 % de lo que se industrializa en Paraguay ya constituye madera de plantación. Hay una costumbre, una cultura del uso de madera. El mercado ha respondido satisfactoriamente, por lo tanto creemos que el bosque está, de alguna manera, con menos presión que antes y, reitero, cumpliendo las leyes forestales, vamos a tener madera para rato. También para que haya incentivo a la plantación, es necesaria la modificación de la Ley 515 (incentivo a la reforestación) que va a posibilitar la exportación de cierto tipo de rollo, específicamente orientado hacia la producción de celulosa. Eso va a significar que el mercado va a estar ampliado. El nuestro es limitado, pequeño y con esa modificación de la ley, bien reglamentada, las industrias no se quedarán sin materia prima y va a facilitar aumentar la exportación. También va a incentivar que inversionistas que quieran venir a hacer sus plantaciones lo hagan. Que se vea que tenemos condiciones favorables en cuanto a clima, suelo. Creo que eso lo va a incentivar y se van a ampliar las posibilidades de venta, de exportación y eso significará mayor plantación en el sector forestal.

_ CAM. ¿Existe buen nivel de reforestación en el país?
_ Legal.
La reforestación en Paraguay está alrededor de las 200 mil ha, contabilizadas hoy. Es interesante, pero somos ambiciosos en el sector forestal. Creemos que podemos duplicar, e incluso triplicar, y, por lo tanto, existen condiciones. Hay interés renovado en el sector. Creemos, reitero, que el ámbito forestal tiene un potencial de crecimiento, además da mucha mano de obra, genera ingresos de divisas por exportaciones. Por lo tanto, apostamos todos nuestros esfuerzos para que esto se vuelva realidad. Asimismo, como está el marco legal, se apunta a disponer de línea de crédito a largo plazo, con tasas atractivas, para fomentar el sector que, como no es un emprendimiento, una inversión a corto plazo, debemos crear la cultura de invertir a mediano y largo aliento. De las plantaciones, los últimos informes dan cuenta de esas 200 mil ha, mayoritariamente para biomasa, aunque también para madera sólida. De hecho, hoy se está plantando para ambos objetivos y está pendiente para ampliar el mercado.

_ CAM. ¿Qué tal la relación con las autoridades?
_ Legal.
Existe buena sintonía, por ejemplo con la presidente del Infona (Instituto Forestal Nacional). Tenemos buena relación. Hay armonía y tenemos planes en conjunto para desarrollar la actividad. También con Rediex (Red de Inversiones y Exportaciones) se está instalando la Mesa forestal y creemos que el Gobierno en sí apuesta por este sector. Cree en este sector y eso es bienvenido. Estamos contentos por eso. Por supuesto hay mucho por hacer y, de hecho, debe existir armonía entre privados y públicos.

_ CAM. ¿Cómo van las actividades e inversiones en este escenario de la pandemia?
_ Legal.
Las industrias instaladas en la cadena productiva del sector forestal están activas. No en un 100 %, en este momento, pero están activas. Hay un anuncio de inversión en el sector forestal. Específicamente la planta de celulosa que se estaría instalando próximamente en el Norte del país. Son inversiones importantes, que se suma a una situación con muy buena demanda de maderas. Es una situación atípica, ciertamente, porque normalmente en esta época no solemos tener tanta demanda. Sin embargo, parece que ocurrió algún fenómeno, el distanciamiento social posibilitó que la gente vea opciones de compra y encontró en la madera una buena alternativa. Hay varios industriales que están pasando un buen momento en cuanto a su venta, específicamente, Caaguazú. Está teniendo buena producción y muy buena venta. También hay otras regiones como Coronel Oviedo o zonas en el departamento de Itapúa. Es algo que nos motiva. Es un fenómeno que se da en la región porque misma experiencia hay en la Argentina. Están entusiasmados los argentinos y estamos viendo que esto siga, que no caiga y estamos entusiasmados con esta situación en el sector forestal.

_ CAM. ¿Fepama está proponiendo más valor agregado a la producción?
_ Legal.
La capacidad instalada en Paraguay es muy buena. En la madera hay “know how”. Hay muchas industrias que tienen valor agregado, por ejemplo hay empresas paraguayas que exportan piso parquet totalmente hidrolaqueado, con todos los requisitos del mercado internacional. El caso de los muebles, lo mismo las maderas chapadas, contrachapadas, ya tienen su valor agregado. Por supuesto que en el gremio pretendemos que eso siga y que pueda agregar nuevos productos con mayor valor agregado. En este momento se da una situación, específicamente en el mercado internacional. Lo que son maderas provenientes de bosques nativos de hecho tiene valor agregado. El mercado lo pide de esa manera. Cuando hablamos de productos semi-elaborados ya es proveniente de las plantaciones. Con eso no quiero decir que no insistamos para tener más valor agregado. Hay buena capacidad instalada. Hay buen conocimiento del sector y ante un mercado internacional deprimido en el sentido de la economía, lo que en este momento estamos insistiendo es de ofrecer productos más innovadores ya provenientes de las reforestaciones.

_ CAM. ¿Pueden convivir iniciativas productivas con el respeto al ambiente?
_ Legal.
En la Fepama estamos convencidos que absolutamente podemos armonizar los sectores. Podemos trabajar, incentivar la actividad productiva y podemos convivir perfectamente con el medio ambiente. De hecho, el maderero está interesado que los bosques permanezcan. De eso depende para su continuidad y también veo que el sector productivo paraguayo ha entendido la importancia de lo que es la conservación del medio ambiente pero, a su vez, es muy necesaria para el país la actividad productiva. Hay conversaciones con oenegés ambientalistas en ese sentido y creo, firmemente, que algún tipo de consenso, algún tipo de entendimiento vamos a tener, de tal manera que sigamos protegiendo el medio ambiente pero también nos dediquemos a aumentar la producción. Este país necesita eso. Necesitamos reactivar la economía. El sector productivo debe tener la atención debida, por supuesto, sin dañar al medio ambiente.

_ CAM. ¿Estrategias para fortalecer al gremio?
_ Legal.
Actualmente estamos con 80 asociados activos y una de mis propuestas al gremio es obtener más masa societaria. Hay muchos madereros que aún no son socios y justamente motivados por el buen momento de la comercialización de la madera estamos promoviendo también para que más se sumen. En ese sentido, tenemos planeado una vez que nos permitan las condiciones en esta pandemia hacer reuniones, presentación de oportunidades en el sector. Tenemos aliadas como la asociación de madereros del interior. Queremos potenciar. Creemos que este sector va a ir creciendo. En un momento dado, va a ser un sector ponderado en el país. Por lo tanto, buscamos contar con más socios.

_ CAM. ¿Cuál es la participación del sector en el PIB?
_ Legal.
Hoy la participación en los registros oficiales no es muy considerable. Ciertamente porque hay movimientos comerciales que no están registrados. Por ejemplo, los exportadores, por lo general, utilizan pallet en una cantidad importante y eso no está registrado como producto del sector. Hay muchos otros productos no registrados, por lo tanto la participación no es muy significativa. Sin embargo, las operaciones del sector en cuanto a valor están alrededor de 100 millones de dólares de exportación anual.

_ CAM. ¿Algo para agregar o algún mensaje final que desee compartir?
_ Legal.
El mensaje que quiero dar es que estamos trabajando en la Fepama para mostrar a la ciudadanía en general que la madera bien hecha, trabajando bajo cumplimiento de las leyes forestales, es un buen rubro. Pido a la sociedad que considere en su opinión que es un rubro potencial, que crea mucha mano de obra. Que nos vean de esa manera. Que no nos vean como responsables de la deforestación. En el sector forestal hay conciencia y es el que está más interesado en la conservación de bosques porque de ellos depende para su producción. Ciertamente pueden haber algunos ilícitos en el sector, no necesariamente significa que algún miembro de este gremio esté involucrado, pero hay apresuramiento en las opiniones cuando ya existe un plan de manejo aprobado por el gobierno. Lo que pido es que la gente, cuando va a sacar conclusión, que nos pida información, que coteje la información para, posteriormente, opinar sobre el sector.