Noticias

10/02/2021

La innovación tecnológica, herramienta clave para la agricultura familiar

La inclusión de innovaciones tecnológicas aplicadas a la producción, la consolidación de los mercados, la asistencia técnica y el acceso a créditos son los ejes principales para lograr el desarrollo esperado en la agricultura familiar campesina.

En la reunión realizada en la tarde de este martes en la sede de la Dirección de Extensión Agraria, en la ciudad de San Lorenzo, estuvieron las principales autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería, encabezado por el titular del MAG, el Ing. Santiago Bertoni, acompañado por la viceministra de Agricultura, Ing. Bettina Aguilera; el viceministro de Ganadería, Dr. Marcelo González; el director de Extensión Agraria, Ing. Gerardo Rojas; el Ing. Antonio Ibáñez, de la Itaipú Binacional, y representantes de la Asociación de Productores Ñemity. La viceministra de Agricultura, Ing. Bettina Aguilera, manifestó que la reunión tuvo por objetivo realizar la planificación de los trabajos a futuro con la organización Ñemity, en el marco del programa de desarrollo económico y social de la agricultura familiar, que es un programa a nivel nacional, que se viene llevando adelante hace dos años con miras a encaminar las acciones del MAG, de una forma más organizada y con un criterio de sostenibilidad más eficiente. 

“Planificamos, además, el futuro del Proyecto de Modernización de la Agricultura familiar, que hoy es el proyecto DIAFRA. El proyecto DIAFRA se viene realizando hace más de cinco años en el marco de un convenio entre el MAG, con la Itaipú Binacional y la UNOPS. Ese proyecto lo queremos enmarcar dentro de un programa nacional que tendría 4 componentes principales, que serían la innovación productiva mecanizada, la inserción comercial asociativa, la capacitación y asistencia técnica y la inserción financiera, con la finalidad principal de convertir a la agricultura familiar en un negocio rentable que verdaderamente pueda generar el desarrollo que nosotros esperamos como MAG”, desatacó la viceministra de Agricultura. Esta segunda etapa del proyecto apunta a llegar a unos 8.000 nuevos beneficiarios, que equivalen a unas 100.000 hectáreas de producción, que incluirá la asistencia técnica, preparación de suelo, capacitación e insumos.

Fuente y fotografia: La Nación.