Artículo completo

Panorama actual de la hidrovía

La Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro) organizó un ciclo de charlas en el marco de la Expo. Uno de los temas enfocados durante este espacio fue el de transporte a través de la hidrovía. La presentación estuvo a cargo de Sean P. Smith, quien se desempeña como gerente general de Naviera Chaco en Paraguay y presidente de la Comisión Permanente de Transporte en la Cuenca del Plata (CPTCP).

En la actualidad, a través de la hidrovía se transporta alrededor de 18 millones de toneladas por año. Básicamente, toda la exportación de granos de Paraguay sale del país mediante esta vía. Por otra parte, todo el combustible que se consume localmente ingresa por el río. Smith mencionó que la capacidad supera las 30 millones de toneladas anuales. Los granos representan un poco más del 50% del volumen de carga; más del 30% corresponden al mineral de hierro, que mayormente es cargado en Corumbá, Brasil, para trasladar a Argentina y Uruguay. Muchas de las importaciones que realiza Paraguay, como fertilizantes o combustible, también llegan en barcazas hasta el país. Existen más de 200 remolcadores con tripulación paraguaya en la hidrovía y más de 2.000 barcazas. Este sistema de transporte emplea a más de 2.000 personas en las tareas de operación, y más de 15.000 en los sistemas de puertos y astilleros. Actualmente Paraguay cuenta con una flota fluvial moderna y tripulantes entramos, afirmó Smith.

Para transportar vía terrestre lo que se traslada a través de un convoy de 20 barcazas se requerirían unos 500.000 camiones, comentó Smith para dar un parámetro de la capacidad de este sistema de transporte. Mencionó que la presencia de las procesadoras de granos en el país significan una ventaja para el sistema de transporte fluvial. La harina de soja es uno de los productos que se transportan durante todo el año a través de la hidrovía. A diferencia de los porotos de soja, el grano procesado se extiende durante los doce meses y no se limita a las fechas de cosecha, explicó. Desde el 2012, con la instalación de las plantas industrializadoras, creció sustancialmente la exportación de este derivado, como también ocurrió con el aceite de la oleaginosa. “Eso permite programar el transporte a esos 200 remolcadores, a quienes ofrece trabajo durante todo el año, y no solamente durante seis meses”. Sobre la situación actual de las vías hídricas, Smith señaló que en los últimos cuatro años el río Paraguay mantiene un buen nivel de agua. Sin embargo, el río Paraná se encuentra con bajos niveles de agua, especialmente en la zona de Encarnación. Esta situación afecta los envíos de arroz y soja, y afectan la imagen país, expresó. “Es importante seguir invirtiendo en la hidrovía”, agregó. Smith señaló que existen grandes oportunidades para informatizar y modernizar este sistema de transporte. Paraguay cuenta con la tercera flota fluvial más grande del mundo. Sin embargo, muchos de los procesos son burocráticos y lentos. “Son manuales, se realizan con papeles y sellos. Falta mucho por mejorar todavía. En algunas áreas, como la marina mercante, se tienen procesos informatizados. Pero la prefectura sigue siendo un proceso muy burocrático. Necesitamos que las autoridades nos apoyen y modernicen sus sistemas para dar más agilidad al sistema”, concluyó.

Autor

RevistaCampo

Revista de agronegocios con años de trayectoria en el mercado. Contamos con una tirada mensual de 6.000 ejemplares distribuidos en forma gratuita en todas las zonas de producción del país.

Comentarios