Artículo completo

¨Para que una solución sea viable, tiene que ser ambiental, económica y socialmente sostenible¨

En ocasión de las jornadas por la reunión del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), realizado en Asunción, los días 3 y 4 de mayo, visitó nuestro país por primera vez Eduardo Arce Díaz, oficial de Políticas de Ganadería Sostenible de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y gerente de la Agenda Global para la Ganadería Sostenible (GASL, por sus siglas en inglés). Costarricense, graduado en Ingeniería Agrícola, con doctorado en Economía Agropecuaria, el profesional y docente desempeña tareas en el campo de formulación y evaluación de proyectos, así como en la gerencia de iniciativas multipartitas interesadas.


_ Campo. ¿Qué acciones encara la FAO con respecto a la ganadería sostenible?

_ Arce. La FAO impulsa una asociación mundial de múltiples partes interesadas que considera a todos los sectores de la sociedad, gobiernos, sector privado, academia, organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales, etc. que se ponen de acuerdo para impulsar cambios en prácticas y en políticas para fomentar la ganadería sostenible en el mundo entero, en las regiones, en los países. Al hablar de ganadería sostenible, hablamos de un desarrollo pecuario integral, sostenible, en todas las especies de ganadería y de todas las cadenas de valor relacionadas con ellas. Así surgió la Agenda Global para la Ganadería Sostenible, conocida internacionalmente por sus siglas en inglés de GASL.


_ Campo. ¿Podría dar una síntesis de la GASL?

_ Arce. Se trata de una asociación mundial de múltiples partes interesadas, constituida a principios de la década y que constituye en una plataforma reconocida
para compartir soluciones y fomentar la sostenibilidad del sector pecuario mundial. Toma como principio fundamental que cualquier sistema de producción pecuario puede ser más sostenible, sin importar dónde se encuentre. Si bien la FAO hospeda el secretariado en Roma, la organización (GASL) tiene una identidad propia y tiene más de 105 socios institucionales en todo el mundo. Entre ellos, 20 gobiernos de América Latina, África, Asia, Europa y Oceanía, a los que se suman múltiples centros de investigación, organizaciones no gubernamentales (oenegés) a nivel mundial y otros sectores preocupados por la ganadería por diferentes puntos de vista. Algunos son de tipo ambiental, otros social o económico. Tenemos plataformas del sector privado internacional que representan a la lechería, a la carne, a los cerdos, huevos. Instituciones como la propia FAO o el Banco Mundial que ayudan muchísimo a la hora de plantear soluciones.


_ Campo. ¿Esto forma parte de ofrecer respuestas a las críticas recibidas tras la publicación de “La larga sombra de la ganadería”, en el 2006?

_ Arce. La sostenibilidad de la ganadería tiene varios aspectos. Uno es el aspecto climático, porque a pesar que la ganadería es tan importante para la seguridad alimentaria y para los medios de vida de muchas personas, no podemos negar que tienen impactos ambientales que debemos tratar de controlar y minimizar, pero también existe la sostenibilidad económica y social, porque sí las soluciones que planteamos no son económicamente viables, entonces los finqueros no van a poder adoptarlas. Así es que para que una solución sea viable, tiene que ser ambiental, económica y socialmente sostenible. Tiene que ser sostenible ambientalmente, sostenible económicamente y también socialmente para que ayude a combatir la pobreza y la falta de desarrollo en las comunidades ganaderas.


_ Campo. ¿Dónde se debería enfocar para potenciar el trabajo de la iniciativa?

_ Arce. Lo principal que plantea la iniciativa es un diálogo abierto entre todos los miembros de la sociedad, para acordar decisiones por consenso y, dentro de los diferentes aspectos de sostenibilidad que analizamos, buscar cómo ser más eficientes en el uso de los recursos, cómo evaluar los impactos ambientales de la ganadería para poderlos minimizar o cómo evaluar los aspectos de salud animal que son muy importantes porque cuando los animales trasmiten enfermedades, muchas de ellas pueden ser contagiosas para el ser humano. También ver aquellos aspectos sobre cuál es el impacto en el desarrollo social de la ganadería y eso nos hace poder identificar cuáles son las contribuciones que hace la ganadería a la reducción de pobreza, a la creación de empleos, hay desarrollo de una igualdad de género, etc., etc. Tenemos nueve áreas en total de estudio, a través de las cuales sugerimos cambios en las prácticas y cambios en las políticas que luego serán analizadas y decididas por cada región y cada país. Nosotros no imponemos soluciones, sino que damos elementos basados en estudios científicos para que cada región y cada país decidan cómo puede utilizarlos de la mejor manera posible.


_ Campo. ¿Cuáles son los cambios sugeridos?

_ Arce. Lo importante es que hay una conciencia a nivel de toda la sociedad en cada país de que la ganadería es muy importante para la nutrición, también para la adaptación al cambio climático, que es muy importante para el desarrollo económico para que la gente salga de la pobreza, pero que esto se debe hacer de manera sostenible. Para eso existe conocimiento científico que se debe adaptar a cada región y a cada país y si lo hacemos de esa manera, vamos a sacarle todo el provecho al sector pecuario.


_ Campo. ¿Hay avances concretos?

_ Arce. Se está logrando en buena medida, porque hicimos mucho progreso, sobre todo con la conciencia ambiental y social. Lo que falta es crear incentivos de manera que la parte económica se vuelva viable también para que nuestros agricultores, nuestros ganaderos puedan adoptar estas medidas. Así es que, progreso ha habido, lo que necesitamos es afinar más los incentivos para que la gente vea que esto es real y no es solamente un escenario teórico.


_ Campo. ¿Se tienen identificado esos incentivos?

_ Arce. En muchos países se han desarrollado incentivos para que la captación de carbono por parte de los bosques y pastizales en crecimiento empiece a ser reconocida en una manera material. De donde vengo, en Costa Rica, hay programas de captación de carbono que pagan a los agricultores y a los finqueros una cierta cantidad por hectárea que ellos dediquen a la captación de carbono. Debo reconocer que para la ganadería se están afinando escenarios, porque la ganadería baja en carbono es una noción que aunque se ha estudiado por mucho tiempo es muy reciente y, por lo tanto, los incentivos se tienen que ajustar, pero la ganadería baja en carbono es posible, con las prácticas de manejo de pastos, con las prácticas de mejora de la productividad por animal, con las prácticas en el uso de ciertos insumos, eso va a ser posible que la ganadería baja en carbono se dé y ya se está dando en muchos lugares en donde van adelante.

Campo. ¿Existen experiencias locales o cercanas?

_ Arce. Sí y entiendo que también en Paraguay. Tenemos experiencias en Colombia, Brasil, Costa Rica, Argentina y en Uruguay. Por tanto, lo que hay que hacer es subir la escala de esas experiencias de manera que el país pueda gozar de esas oportunidades para producir ganado o ganadería baja en carbono que es la solución a muchas de las críticas que la ganadería trae.


_ Campo. ¿Cómo Paraguay interviene dentro de esta iniciativa GASL?

_ Arce. Paraguay es un socio muy importante desde el 2016, porque Paraguay tomó muy en serio esta iniciativa cuando la conoció en junio de ese año, en Panamá, en ocasión de una reunión mundial, que las tenemos de manera anual. Don Marcos Medina, en aquel entonces viceministro de Ganadería, estuvo allá, afilió al país y luego estuvo trabajando muy de cerca desde que comenzó y participó en foros internacionales importantísimos. Así, el país estuvo representado en Alemania, en el Foro Mundial para la Alimentación y la Agricultura, en enero de este año. También estuvo en la reunión mundial en Addis Abeba, Etiopía. Paraguay estuvo liderando el conglomerado del sector público, porque esta iniciativa tiene siete conglomerados, entre ellos sector público, sector privado, oenegés, movimientos sociales y así hasta cubrir todos ámbitos de la sociedad. Sí, Paraguay ha sido muy importante.


_Campo. Además del CAS, ¿realizó otras actividades?

_ Arce. Primero resaltar que es mi primera visita a Paragua y, si bien, la reunión es mi principal objetivo por la invitación del ministro y del viceministro de Paraguay, también estuvo contemplada en la agenda una gira de campo. Así, aprovechamos un sábado para visitar operaciones ganaderas con prácticas sostenibles. Cuando visitamos países, nos interesa muchísimo ver qué se está haciendo en esta materia. Agradezco que hayan sido tan gentiles de poder planearme una gira ese fin de semana.

Autor

RevistaCampo

Revista de agronegocios con años de trayectoria en el mercado. Contamos con una tirada mensual de 6.000 ejemplares distribuidos en forma gratuita en todas las zonas de producción del país.

Comentarios