Mercado Febrero

Cosecha brasileña modifica expectativas

 

El USDA estimó la producción mundial de soja en 346,92 millones de toneladas, por debajo de los 348,57 millones de enero. Las existencias finales fueron calculadas en 98,14 millones, frente a los 98,57 millones del mes pasado y a los 98,61 millones previstos por el mercado. Asimismo para Estados Unidos, el USDA elevó de 12,79 a 14,42 millones de toneladas su previsión sobre las existencias finales y las ubicó por encima de los 13,27 millones estimados por el mercado. Así, el remanente previsto por el organismo quedó un 75,64% por encima del stock dejado por el ciclo 2016/2017.

 

Este incremento, que se constituye en una noticia bajista para los precios de la oleaginosa, fue la consecuencia de la previsión de ventas externas por 57,15 millones de toneladas, por de bajo de los 58,79 millones calculados en enero. En el resto de las variables comerciales estadounidenses el USDA no hizo cambios, dado que la cosecha fue sostenida en 119,52 millones de toneladas; la molienda, en 53,07 millones, y el uso total, en 56,83 millones.  En cuanto a la oferta sudamericana, el USDA estimó la cosecha de Brasil en 112 millones de toneladas, por encima de los 110 millones del mes pasado. El saldo exportable fue calculado en un récord de 69 millones, frente a los 67 millones del informe anterior.   Para la Argentina, el USDA estimó la cosecha de soja en 54 millones de toneladas, por debajo de los 56 millones del informe anterior. El dato quedó por encima de los 50 millones previstos hoy por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. En cuanto a China, el principal comprador mundial de poroto de soja, el USDA estimó sus importaciones en 97 millones de toneladas, sin cambios.

Leve merma en producción y stock

El USDA estimó la producción mundial de maíz en 1041,73 millones de toneladas, por debajo de los 1044,56 millones de enero. Las existencias finales fueron calculadas en 203,09 millones, frente a los 206,57 millones del mes pasado y a los 204,66 millones previstos por el mercado. Para Estados Unidos redujo su previsión sobre las existencias finales, de 62,93 a 59,75 millones de toneladas y las dejó por debajo de los 62,69 millones previstos por el mercado. Este recorte, que implica un fundamento alcista para las cotizaciones del cereal, fue la consecuencia del incremento proyectado por el organismo sobre las exportaciones, que pasaron de 48,90 a 52,07 millones de toneladas. El resto de las cifras comerciales quedaron sin variantes, dado que la cosecha fue sostenida en 370,96 millones de toneladas; las importaciones, en 1,27 millones; el uso forrajero, en 140,98 millones, y el uso total, en 318,66 millones.  En cuanto a la oferta sudamericana, el USDA estimó la producción de maíz de Brasil en 95 millones de toneladas, sin cambios respecto de enero. El saldo exportable brasileño fue incrementado, de 34 a 35 millones. Para la Argentina, el USDA estimó la producción de maíz en 39 millones de toneladas, por debajo de los 42 millones del informe anterior. El saldo exportable fue calculado en 27 millones, frente a los 29 millones de enero. Entre los importadores, el USDA elevó las compras de la Unión Europea, de 16 a 16,20 millones de toneladas y mantuvo sin variantes los volúmenes de México, en 16,50 millones, y a Japón, en 15 millones. Y, además de las variaciones en los volúmenes exportables de Brasil y de la Argentina, el USDA redujo de 20,50 a 20 millones de toneladas las ventas externas de Ucrania.

Mejoran las previsiones de cosecha mundial

En su reporte de febrero, el USDA estimó la producción global de trigo en 758,25 millones de toneladas, por encima de los 757,01 millones de diciembre. Las existencias finales fueron calculadas en 266,10 millones, frente a los 268,02 millones del mes pasado y a los 267,80 millones previstos por el mercado. Para los Estados Unidos previó una nueva caída de sus exportaciones, de 26,54 a 25,86 millones de toneladas, y pese a un leve incremento del uso total, de 30,26 a 30,40 millones, el USDA elevó su previsión sobre las existencias fi nales, de 26,92 a 27,47 millones y las dejó por encima de los 26,94 millones calculados por los privados. Asimismo sin cambios fueron sostenidas la cosecha, en 47,37 millones de toneladas; las importaciones, en 4,22 millones, y el uso forrajero, en 2,72 millones. Para Rusia el USDA estimó una cosecha de 85 millones de toneladas, sin cambios, en tanto que sus exportaciones fueron calculadas en 36 millones, por encima de los 35 millones del mes pasado, lo que consolida al país como el principal abastecedor global. La producción de Ucrania fue elevada de 26,50 a 26,98 millones de toneladas, en tanto que sus exportaciones fueron sostenidas en 17 millones. Para Kazajstán fueron mantenidas sin variantes la cosecha y las ventas externas, en 14 y en 7,50 millones. Para Canadá, el USDA mantuvo el volumen de la cosecha en 30 millones de toneladas, pero elevó de 22 a 22,50 millones de toneladas. La producción de Australia fue sostenida en 21,50 millones y las exportaciones, en 16 millones. Para la UE el USDA mantuvo el volumen de la cosecha en 151,60 millones de toneladas, pero redujo de 27 a 26 millones de toneladas sus exportaciones y de 6 a 5,50 millones sus importaciones. La cosecha argentina fue elevada de 17,50 a 18 millones de toneladas y el saldo exportable, de 11,90 a 12,50 millones.