Caleros con cal agrícola de alta calidad

Caleros S.A. es una empresa nacional joven, que inició sus actividades hace un año y medio. Se dedica a la producción cal agrícola. La planta industrial está ubicada en la localidad de Vallemi, zona de Tres Cerros, departamento de Concepción. La firma realizó recientemente una importante inversión para aumentar la producción en cantidad y calidad. Cuenta con proyectos de expansión y de mayores inversiones en logística, para llegar a todos los rincones de producción del país.

Caleros realizó una inversión importante en la adquisición de nuevos equipamientos, con los que espera alcanzar una producción de 30.000 toneladas de cal agrícola este año. La planta trabaja con la materia prima que obtiene de su propia cantera y también adquiere de proveedores locales. El doctor Emilio Walder, presidente de la empresa manifestó que las nuevas maquinarias son de fabricación nacional y los motores importados. Comentó que  inicialmente la planta, contaba con dos molinos. Entre los equipos nuevos, mencionó que se encuentra un tercer molino. Una vez que los tres molinos trabajen a pleno, estimó que llegarían a un volumen de producción de 3.000 toneladas de cal agrícola al mes. Caleros produce cal agrícola calcitica y dolomítica en polvo. Los productos vienen en presentación de bolsas de Big Bag de 1.000 kilogramos. La producción cuenta con control de calidad. En el primer año de actividad de la fábrica, la mayor parte de la producción se comercializó para su aplicación en áreas de producción de caña de azúcar, soja, maíz y arroz, en los departamentos de Itapúa, Caazapá, Misiones, Ñeembucú y San Pedro. “El objetivo es llegar a más puntos de producción del país. Queremos realizar una buena gestión para crecer como empresa y colaborar en el mejoramiento de los rendimientos en la agricultura del país”, dijo. Recordó que por mucho tiempo Vallemi estuvo sin acceso vía terrestre. Toda la comercialización y trasporte de la producción se desarrollaba a través del río. Con las inversiones que realizó el gobierno en los últimos años, actualmente la zona cuenta con ruta asfaltada. Destacó que la infraestructura vial permitió un mayor dinamismo del mercado de la cal, hasta llegar al consumidor final. La localidad es reconocida por ser uno de los principales yacimientos de cal agrícola del país. Resaltó que el objetivo de la empresa es llegar a los productores de todo el país, con un producto de alta calidad y resultados probados. Y brindar servicios de logística a los clientes para que el producto llegue a destino en tiempo y forma, para que los productores mejoren su producción y redunde en beneficio del país. En la oportunidad, mencionó que se estima que Paraguay necesita unas 2 millones de toneladas de cal agrícola por año para la producción agrícola. En la actualidad a nivel país se produce alrededor de 600.000 toneladas de cal.

Importancia del uso de cal agrícola.

El directivo de Caleros S.A. expresó que con los años de actividad agrícola el suelo se va acidifi cando, lo que genera una merma de la producción por hectárea en cualquier rubro agrícola. El agricultor es cada vez más profesional en su actividad y conoce la importancia del control del pH en el suelo. “Sin un control adecuado de pH, todo el fertilizante que el productor aplique en el suelo no será aprovechado por la planta. La utilización apropiada y oportuna de cal agrícola protege el medio ambiente, aumenta la efi cacia de los nutrientes y fertilizantes. La cal agrícola también puede aplicarse a productos, como balanceados para aves por ejemplo, y en tierras aptas para la cría de ganado en pasturas”, señaló. Entre los benefi cios de un buen programa de encalado, mencionó que la cal agrícola mejora las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo. Mejora la fijación simbiótica de Nitrógeno en leguminosas, colabora en la disponibilidad de nutrientes para la planta, reduce la toxicidad de algunos elementos minerales, permite una mayor efectividad de algunos herbicidas, aportan calcio, magnesio y otros nutrientes minerales.
En cuanto a los tipos de cal agrícola, mencionó que el carbonato de calcio (Cal calcitica) es ideal para la producción de forrajes y la alimentación animal; y el carbonato de magnesio (Cal dolomítica), tiene mayor demanda para la agricultura. El producto además de regular la disponibilidad del pH, vuelve apto el suelo para el mejor aprovechamiento del NPK y neutraliza el aluminio, lo que permite que la planta aproveche mejor los fertilizantes. Afirmó que para identificar la necesidad de cal agrícola se recomienda realizar un análisis de suelo. La aplicación de cal agrícola se puede hacer en cualquier momento del año. Resaltó también la importancia del tamaño del polvo de la cal, para que sea más soluble y con las primeras lluvias tenga las condiciones de humedad suficiente para que el producto entre en acción. “Se estima que luego de cuatro a seis meses de su aplicación, la cal agrícola comienza a mostrar sus beneficios, y que tiene una duración de hasta dos o tres años. La dosis recomendada de encalado esta alrededor de 1 a 2 toneladas por hectárea, dependiendo de la necesidad”, dijo.

Proyectos. El doctor Emilio Walder comentó que cuentan con proyectos de crecimiento gradual con la incorporación de más molinos, para continuar avanzando en la capacidad de producción. Para facilitar la entrega del producto, Caleros S.A. se encuentra realizando negociaciones con un puerto, con el objetivo de instalar un depósito de cal agrícola en el lugar. Explicó que en el momento en que el productor entrega la carga de granos, podrá aprovechar para llevar la cal agrícola, lo que permitirá lograr un abaratamiento importante en el costo del flete.