Actualidad

10/05/2021

Actualidad del campo

La sequía de meses anteriores impactó en los cultivos de soja y maíz zafriña que se sembraron a principios de año, según reportes de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, informó la Unión de Gremios de la Producción (UGP), a la que está afiliada aquella organización.

Soja y maíz zafriña, cultivos afectados por sequía

La sequía de meses anteriores impactó en los cultivos de soja y maíz zafriña que se sembraron a principios de año, según reportes de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, informó la Unión de Gremios de la Producción (UGP), a la que está afiliada aquella organización. Conforme el reporte dado a conocer, el maíz tardío se está recuperando luego de estas últimas lluvias, sin embargo, la soja fue afectada en su desarrollo, comentaron agricultores de distintos departamentos productivos del país. Lauro Fischer, representante de la coordinadora en Itapúa, manifestó que “el maíz tempranero casi murió de la seca y por ataque de ‘cigarrita’. Los cultivos más tardíos están lindos y les vino bien la lluvia, pero están chicos todavía. Nadie sabe si se va a poder cosechar por las posibilidades de heladas en las próximas semanas”, dijo. Agregó que la soja no se desarrolló bien por falta de agua. A su turno, Aurio Frighetto, productor y dirigente de en Alto Paraná, puntualizó que la soja está perdida casi en su totalidad por la zona. “Debido al estrés hídrico que tuvimos, la soja zafriña tendrá una merma considerable, lastimosamente”. Un mejor panorama se presentó en otras zonas, como en San Pedro. Víctor Penayo, representante de la coordinadora, manifestó que el maíz se está recuperando luego de una lluvia de 30 mm, registrada recientemente este mes. “La sequía golpeó al maíz y afectó su desarrollo normal, pero luego de estas precipitaciones a lo mejor podremos salvar algo”, comentó. Cabe recordar que para mayo se prevé la siembra de cultivos tales como canola, trigo y avena, por lo que se observan preparativos para esta actividad. “Actualmente se están comprando más semillas de canola que de trigo en Itapúa, por lo que estimamos que el área de siembra del trigo será mucho menor este año. Se prefiere la canola por los buenos precios y por la resistencia del cultivo a las heladas, en comparación con el trigo”, finalizó Fischer.

 

Límite máximo de residuos en sésamo

El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) aprobó la norma de uso de los productos fitosanitarios formulados sobre la base de clorpirifós al 48 %, en el cultivo del sésamo, con el objetivo de garantizar su calidad e inocuidad, informó la oficina pública a través de un material de divulgación. Conforme el texto dado a conocer, la medida fue establecida mediante la Resolución N° 185/21, que determinó 0,05 partes por millón (ppm) como Límite Máximo de Residuos (LMR) para cultivos de sésamo tratados químicamente con productos fitosanitarios con la mencionada formulación. Alfredo Gryciuk, director de Calidad, Inocuidad y Agricultura Orgánica del servicio, explicó que estos valores fueron determinados luego de un estudio de residualidad practicado para fijar parámetros propios para el tratamiento del sésamo. Aclaró que, si bien los agroquímicos son una herramienta del productor para el control de plagas, los mismos no son de uso indiscriminado, por lo que se establecen normas para su utilización, y en este caso se determinó el uso del clorpirifós y las condiciones para su aplicación, de manera que, si se realiza el control químico conforme a las recomendaciones e indicaciones, se obtenga un LMR de 0,05 ppm. La normativa establecida determina, además, la dosis a aplicarse por hectárea, la cantidad de aplicaciones, el intervalo entre aplicaciones y el periodo de carencia, y obliga a la adecuación y actualización de las etiquetas de los productos fitosanitarios, según las nuevas recomendaciones. Es de recordar que el Senave remitió el estudio de residualidad de clorpirifós al Gobierno del Japón, el cual fue aprobado y tomado de referencia para determinar su límite máximo de residuos para la importación de sésamo, informó finalmente la institución.

 

Baja producción de trigo, pero sin cortar envíos

Pese a una baja producción en la última campaña, tras un quiebre a causa de las heladas, el trigo presenta un movimiento de exportación destacable, según reportó la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), tomando como base el informe de su asesoría en Comercio exterior, elaborada por la experta nacional Sonia Tomassone. Según la asesora el volumen de producción de la pasada temporada triguera se redujo a 750 mil toneladas, motivo por el cual disminuyó el excedente exportable de Paraguay en este rubro. Al tercer mes del año se exportaron 171.494 toneladas de trigo, zafra 2020, que representa un leve descenso de 13,4 %, considerando que en el mismo periodo de la zafra anterior se enviaron 198.056 toneladas. El principal mercado de este rubro sigue siendo Brasil, con un 99 % de participación. Además, se reportan pequeños volúmenes de exportación a Vietnam, Chile y mercadería en tránsito. En cuanto a ranking, según el informativo de Capeco, el listado de exportadores lo encabeza Nativa, con un 14 %. Le sigue la cooperativa Pindó, con un 10 % de presencia. Luego, aparecen LAR (9 %), Molinos D`Italia (7 %), ADM (7 %), Coopasam (6 %) y otros jugadores que representan el 47 % del total exportado. Como punto positivo, se destaca que sumaron más de 35 firmas que realizaron envíos del cereal paraguayo a mercados externos.

Caída en procesamiento al cierre del trimestre

En el primer trimestre del año se han procesado 415.997 toneladas de oleaginosas, el menor valor que se registra en el mencionado periodo desde la sequía del año 2012, donde se habían conseguido solamente 283.265 toneladas, indicó la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro) en su boletín correspondiente a marzo. Conforme los datos, este acumulado representa también una disminución del 39 % al comparar con el mismo periodo del 2020. Y, si bien las 330.266 toneladas molidas en marzo se acercaron más al volumen mensual habitual, todavía están por debajo del promedio de los últimos años, por lo que la posibilidad de que siga la tendencia de reducción en la molienda se mantiene muy latente, se advirtió. Considerando las deterioradas condiciones actuales de competitividad de la industria aceitera, “se estima como algo muy complicado mantener un ritmo de molienda lo suficientemente alto hasta el final del año como para recuperar la reducción causada por el retraso de la cosecha de soja; a pesar del aumento en la molienda de otros granos, que difícilmente puedan ser suficientes para cubrir el mencionado desfasaje”, se subrayó. En tanto, el aprovechamiento igualmente se mantuvo bajo al cierre del trimestre inicial. En ese sentido, el nivel de industrialización conseguido hasta marzo representó un aprovechamiento del 35 % de la capacidad nominal disponible en la industria aceitera nacional. Una reducción significativa si se compara con el 58 % que se había registrado en el primer trimestre del 2020. La utilización registrada hasta el momento es el menor dato desde el 2013, en el que se había obtenido un 34 %. Al ya conocido impacto del retraso de la cosecha, se suman cuestiones estructurales que afectan a la competitividad de la industria, ya que el volumen de marzo (con la cosecha ya en plena marcha) tampoco pudo alcanzar a lo que se conseguía en años anteriores. Para revertir estos números negativos se debería alcanzar un ritmo de procesamiento poco probable, considerando las dificultades que viene enfrentando el sector, se informó desde la Cappro.

La carne nuevamente en el foco del Gobierno

El Gobierno nacional confirmó la creación de un registro de exportaciones de carnes -algo que ya está vigente en el caso de cereales y oleaginosas- para “mejorar el monitoreo de los negocios con el exterior y el abastecimiento del mercado interno”, según lo indicado por la Jefatura de Gabinete. Asimismo se crea una comisión mixta integrada por representantes de los ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Desarrollo Productivo, junto a organismos de control, “a los fines de actualizar precios de referencia de exportación para evitar la subfacturación de las exportaciones”. Y se decide modificar el esquema de funcionamiento de la comercialización interna de carne vacuna, estableciendo la obligación del troceo.
El anuncio fue cuestionado por las entidades agropecuarias que conforman la Mesa de Enlace. En un comunicado, la Comisión manifestó "su más absoluto rechazo a la reinstauración del Registro de Exportaciones, en este caso para la carne, y demás medidas intervencionistas anunciadas, instrumentos todos que ya se implementaron en el pasado reciente con resultados contraproducentes para la producción, la actividad y el empleo".

Agroexportación récord en marzo 

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan el 40% de las exportaciones argentinas, anunciaron que durante el último mes de marzo las empresas del sector liquidaron la suma de 2.773.576.208 dólares. El ingreso de divisas acumulado de la agroexportación en el primer trimestre del año alcanzó los 6.724.006.940 dólares. 
El monto de marzo pasado resulta récord absoluto para las estadísticas de los últimos 18 años y de toda la historia de la exportación agroindustrial argentina, y equivale a un incremento del 53,22% con respecto al mes de febrero, informó CIARA y CEC.
En particular, las entidades señalan que fue destacable el dinamismo en los precios de los productos industrializados basados en la soja (la harina y el aceite son los principales productos exportados por la Argentina) y de los commodities en general, mientras que en el plano interno además influyó la liquidación de stocks para facilitar el ingreso de la próxima cosecha gruesa. 

 

Se retrasa el final de la cosecha

GIRASOL

Los eventos de precipitaciones del primer fin de semana de abril también provocaron falta de piso en sectores de Buenos Aires y La Pampa, retrasando el final de la cosecha de girasol al menos siete días en comparación al ciclo 2019/20. En la última semana se registró un progreso de solo 1,8 pp, con lo cual se alcanzó un avance de cosecha nacional del 95,8 % de la superficie sembrada. Aproximadamente, restan unas 50 mil hectáreas para recolectar en la medida en que las condiciones climáticas permitan que se recupere el suelo. Respecto del rinde, se mantiene en 21,7 qq/ha, sosteniendo la actual proyección en 2,7 M tn.

Las lluvias demoran las labores de cosecha

SOJA

Debido a las precipitaciones de comienzos de abril, la cosecha de soja registró un progreso intersemanal de tan solo 3,7 puntos, elevando el avance nacional al 7,2 % del área apta, señala la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. 
Los mayores avances fueron informados sobre ambos núcleos, el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires y el NEA con un promedio de 5 puntos. La producción acumulada se eleva a 3,8 M tn y el rinde medo nacional es de 30,6 qq/ha. La entidad porteña señaló que la proyección de producción se mantiene en 43 M tn.

 

Mejoran las expectativas de rinde

MAÍZ

En el caso de maíz con destino a grano comercial, las labores cubren el 14,2 % del área apta luego de relevar un avance intersemanal de solo 2,2 puntos porcentuales (pp). Las buenas expectativas de rinde de los planteos tardíos permiten aumentar 1 M tn la proyección de producción, que se eleva así a 46 M tn. Esta nueva cifra se ubica 5,5 M tn por debajo al volumen acumulado durante el ciclo previo (Producción 2019/20: 51,5 M tn).
Los buenos rindes recolectados sostienen la estimación de producción de 3 M tn.