Entrevistas

16/07/2021

Reconocimiento del valor del germoplasma y amparo para la propiedad intelectual

Pascual González, ingeniero agrónomo de profesión, presidente de Parpov, habla del compromiso de la organización para que el país siga siendo referente en la producción agrícola. Expresó que el reto para el gremio es ser visionario con los desafíos de la agricultura. Pide a los productores que reconozcan el valor del germoplasma y a las autoridades de regulación el respaldo para hacer cumplir las normativas de propiedad intelectual

Ing. Agr. Pascual González, presidente de Parpov.

_ CAM. ¿Cómo nace Parpov y cuál es la misión de este gremio?
_ González.
La Asociación Paraguaya de Obtentores Vegetales (Parpov) es una entidad privada sin fines de lucro, creada el 16 de mayo del año 2006, establecida por 9 obtentores quienes vieron la importancia de constituirse en defensa de sus derechos como creadores de nuevas variedades.  
Desde sus inicios, su trabajo se enfocó en salvaguardar la propiedad intelectual, para garantizar la competitividad y la sostenibilidad de las empresas que la integran, ya sea mediante la protección y defensa de los derechos de propiedad vinculados a la innovación o mediante la creación de estructuras, entornos y estrategias necesarias para generar el impulso a la obtención de variedades nuevas y mejoradas.

_ CAM. ¿Cuáles son los principales logros y desafíos de esta organización en estos 15 años?
_ González.
El esfuerzo principal del gremio es el de velar por la protección de la Propiedad intelectual, que es la clave para mejorar la viabilidad de las actividades de investigación y desarrollo; y para que el productor pueda obtener el acceso a las innovaciones, que solo es posible donde existe seguridad y estabilidad. Si los derechos no estuvieran protegidos, los obtentores tendrían pocos incentivos para invertir tiempo y recursos en el desarrollo de variedades nuevas.
El gran reto nuestro es el de ser visionarios con los desafíos de la agricultura, lograr proveer de mejor genética para producir alimentos en entornos desfavorables promoviendo la seguridad alimentaria y siendo amigables con el medio ambiente.

_ CAM. ¿Cuáles fueron los principales aportes de las socias de esta organización a la agricultura paraguaya?
_ González.
La generación constante de nuevos materiales genéticos es el complemento esencial dentro del paquete tecnológico utilizado cada año por los agricultores. Parpov cuenta con 12 miembros activos, que representan obtentores de empresas nacionales e internacionales, que aportan a la generación de germoplasma de diversos cultivos de interés. Cada una de estas empresas han contribuido al avance de nuestra agricultura, permitiendo el acceso a nuevos productos resultantes del mejoramiento genético, lo que permitió a nuestro país posicionarse entre los mayores productores y exportadores de granos.

_ CAM. ¿Cómo está el uso de semillas certificadas y el reconocimiento de la propiedad intelectual hacia las empresas obtentoras?
_ González.
En soja, el uso de semillas certificadas está entre 25% y 27%. En maíz, dn un 85% de uso de semillas certificadas alcanzadas en 2019 se prevé que baje el porcentaje, por el alto índice de contrabando y producción casera observado entre 2020 y 2021. En trigo, se llega al 35%, pero está situación cada año va en retroceso.

_ CAM. ¿Cómo les afecta la competencia desleal que sufre este sector?
_ González.
Existe una gran preocupación por el porcentaje de retribución que se captura por el aporte de genética al país. Sabemos que las compañías ven al país como un atractivo por su posicionamiento, lo que podría estimular a una mayor inversión y desarrollo local si lográramos formalizar el mercado.

_ CAM. ¿Cuál es el escenario ante la expectativa del desembarque de nuevas biotecnologías en soja? ¿Cómo se preparan para acompañar las nuevas biotecnologías que tal vez exijan germoplasmas más productivos?
_ González.
Las compañías de hecho ya están incorporando las nuevas Biotecnologías para futuros desembarcos en nuestro país, obviamente, se acompaña el proceso con germoplasmas que tienen mejores performances y con potenciales productivos cada vez mejores.
La generación de germoplasmas está acompañando el progreso de la Biotecnología y se espera que pronto estos productos se puedan adoptar en nuestro país.

_ CAM. ¿Cómo están los desarrollos genéticos ante las nuevas apariciones de plagas y enfermedades en los principales cultivos?
_ González.
En lo que refiere a tolerancia a enfermedades en soja, actualmente se encuentran disponibles variedades con genes de resistencia a la roya asiática, una de las enfermedades más severas, que proviene exclusivamente de mejoramiento convencional. Así también se desarrollaron sojas de ciclos cortos, que permiten el escape de la enfermedad, y la aplicación del vacío fitosanitario. Los trabajos de mejoramiento buscan lograr la apilación de otros genes de resistencia en variedades de ciclo precoces, lo que permitiría a la vez disminuir la necesidad de uso de defensivos.
En trigo se sigue trabajando para seleccionar materiales resistentes a enfermedades como las manchas foliares y las enfermedades de la espiga. El gen 2Ns, y otros genes de resistencia están siendo estudiados para el Bruzzone, una enfermedad fúngica devastadora y de acción rápida que afecta directamente la espiga de trigo. Ensayos de selección en multiambientes buscan seleccionar germoplasma para enfrentar esta enfermedad.

_ CAM. ¿Qué piden a los productores?
_ González.
Que se reconozca todo el valor que tiene el germoplasma, como vehículo de innovación y tecnología.  Es sabido que la ley permite al productor realizar la reserva del grano como semilla, si proviene de la compra de una semilla certificada, para el uso propio en su parcela de producción. La única forma de reconocer ese valor es adquiriendo la semilla certificada, debidamente identificada, etiquetada y con un comprobante o factura legal, que brindará la seguridad del retorno al obtentor y la tranquilidad de trabajar en la formalidad al productor.

_ CAM. ¿Qué piden a las autoridades de regulación, al gobierno?
_ González.
Necesitamos el respaldo de los reguladores para hacer cumplir las normativas referentes a la Propiedad intelectual. Esto es clave para mejorar la viabilidad de las actividades de investigación y desarrollo; y del sector productivo. Es necesario un entorno normativo propicio y una política pública que apoye e incentive a la inversión en investigación.

_ CAM. ¿Puede expresar algún mensaje?
_ González.
Como integrantes de la cadena de semillas seguiremos aportando nuestro grano de arena,  para que nuestro país siga siendo referente en la región como productor y, una vez más,  pedimos a los estamentos públicos encargados de velar por la protección intelectual de germoplasmas que hagan cumplir las normativas existentes.