Agronegocios

30/08/2021

Innovadora y diversificada labor

Cooperativa Naranjito. La Cooperativa Naranjito se destaca por su pujanza y diversificada labor. Ubicada en el distrito de San Rafael, conocida como la colonia Naranjito, en el departamento de Itapúa, innova en su gestión para sumar valor a la producción y comercialización de sus cooperados.

Campo Agropecuario Multimedia viajó hasta la bella localidad productiva de San Rafael, ciudad donde se encuentra instalada la Cooperativa Multiactiva de Producción Agropecuaria e Industrial Naranjito Ltda., institución que se consolida con el trabajo mancomunado desde hace tres décadas. Inició su labor en el año 1991 gracias a la visión de 73 productores quienes observaron la oportunidad de constituir una cooperativa para el bien común de los productores, quienes en aquel momento necesitaban comercializar su producción de granos tras su labor en el campo, comentó el presidente Nilmar Schorr.

 

 

 

 

 

 

 

Nilmar Schorr, presidente de la Cooperativa Naranjito.

Mencionó que el objetivo principal de los fundadores fue lograr mejores precios por la producción. Desde entonces la misión de la cooperativa fue apoyar a sus asociados, actualmente cuentan con 430 socios activos, dedicados a la producción de granos y lácteos, los cuales son asistidos integralmente por la cooperativa, a través del departamento de asistencia técnica desde donde son apoyados con el asesoramiento de profesionales, insumos, financiaciones para poder desarrollar sus proyectos en las áreas de trabajo que se desempeñan, tanto en la producción de granos o en el tambo. Schorr comentó que la cooperativa y las áreas donde ella es partícipe genera empleo directo e indirectamente a la comunidad donde unas 2000 personas están vinculadas a la tarea de la cooperativa. Esta población depende o desempeña funciones en las diversas áreas de trabajo que impulsa la cooperativa. “El trabajo cooperativizado es muy importante para la zona y los productores, sean pequeños o grandes. La unión es fundamental para el apoyo” expresó. Los socios de la Cooperativa Naranjito en su mayoría cultivan soja, maíz, trigo y canola. Actualmente unos 65 productores se dedican a la actividad tambera, de los cuales acopia unos 15.000 litros de leche por día, que es comercializada a una industria láctea local. Para la recepción de granos la cooperativa dispone de silos en las que acopian entre 80.000 y 100.000 toneladas de soja por año, unas 58.000 toneladas de maíz, 20.000 toneladas de trigo y 1.500 toneladas de canola, según el año y la producción. Schorr, manifestó que otro de los objetivos trazados por la cooperativa fue trabajar en la sostenibilidad. Actualmente cuenta con silos certificados, también está en proceso otras certificaciones y algunos productores ya cuentan con las fincas certificadas y por ende sus respectivas producciones. Destacó que este es uno de los caminos a seguir y también la industrialización de los granos producidos y de leche producida por los cooperados. “Las certificaciones son importantes, sobre todo porque existen mercados que pagan precios diferenciados por la producción certificada y creemos que eso dejaría beneficios para los productores” explicó.

Asistencia técnica
Por su parte el Ing. Agr. Michael Cristam, responsable del departamento de asistencia técnica, comentó que integran un equipo de trabajo con 7 profesionales, quienes acompañan a los productores día a día en cada zafra con el planeamiento y soporte ante los diversos problemas que se presentan durante la producción.

 

 

 

 

 

 

 

Ing. Agr. Michael Cristam.

“El equipo trabaja con los productores en la planificación, elección del material genético que necesitan, manejo de suelo, fertilización y todo lo que necesiten a campo. En el área de tambos también los productores tienen asistencia técnica veterinaria, son asistidos para la reproducción de sus animales y en la parte nutricional”, comentó. Cristam indicó, que desde la división trabajan con proyectos a corto y largo plazo, como el mejoramiento de pasturas, producción de forrajes y las certificaciones internacionales especialmente para el cultivo de soja y también maíz. Realizan el asesoramiento a los productores que están produciendo actualmente bajo las normas de las certificaciones establecidas con criterio sostenible, ya que esta producción está destinada al continente europeo. No obstante, todos los productores se encuentran produciendo bajo los estándares de calidad que exigen los mercados nacionales e internacionales, cumpliendo las buenas prácticas agrícolas, que constituye el punta pie inicial para que más productores ingresen a los procesos de certificación.

Mercado
En cuanto a los mercados de comercialización comentó que la soja va destinada a Europa y Asia, el maíz se comercializa en mercado local y en Brasil. El trigo, por contar con una producción de trigo mejorador, el principal mercado es Brasil. “Los grandes molinos harineros de Brasil demandan la producción de la cooperativa, ya que el 85% de la producción son variedades de trigo mejoradores. Esto hace que el nicho para trigo mejorador sea especial y atractivo para los productores de la cooperativa”, explicó Cristam. El profesional destacó que la misión de la cooperativa es fomentar y asistir a sus productores, teniendo como principal enfoque el soporte al agricultor no solo en lo comercial, sino también impulsándolos a la actualización y a las nuevas tecnologías, nuevos proyectos que suman para aumentar la productividad. “Todos los productores que trabajan con la cooperativa tienen buenos rendimientos y son las personas que quieren seguir trabajando y quieren aplicar tecnologías a largo plazo” finalizó.