Notas

21/02/2022

Ante escenario complicado, medidas oportunas

A no minimizar. Cuanto menos, es inquietante la situación. Estamos en un año agrícola complicado en sus primeros meses, en donde se define no solo lo que será el desarrollo de la principal zafra, sino que está en juego gran parte de la economía nacional toda, dada la alta dependencia por los cultivos de verano en la generación del PIB.

Es por ello que conviene sacar bien las puntas de los lápices para los cálculos y hacer estimaciones lo más fino posible. Un error mínimo, puede provocar grandes perjuicios. Por ello, es prudente ver los escenarios posibles y plantearse salidas adecuadas. A la par, es importante que se concreten medidas oportunas.
No es la primera –ni será la última vez– que el agro pasa por un mal momento. En las dos últimas décadas tuvimos por lo menos dos episodios similares con sequías y golpes a la producción. No es la primera experiencia de dos “Niñas” de seguido y, aunque sea difícil de evitar, es necesario contar con acciones de contingencia.
Y es lo que no solo el productor, sino también las autoridades deben entender. Y por ello, desde el sector se aplaudieron algunas decisiones ya adoptadas en materia financiera para favorecer al agricultor con márgenes que le permitan flexibilizar y acomodar sus obligaciones y cumplirlas, como siempre lo hizo.
Sobre todo por llegar en forma adecuada y oportuna. Sin embargo quedan otras, como la necesidad de acordar facilidades para desalijar la producción que, poca o mucha, todavía no avizora una salida vía fluvial, sin complicaciones. Es fundamental que se vean mecanismos que permitan dar una respuesta en el momento preciso.
Por lo demás, habría que ver cómo favorece el escenario a corto plazo en cuanto a mercados, ya que el golpe es para toda la región que tiene su importancia en la oferta mundial de commodities como la soja y el maíz. Año complicado, sí, pero que puede sobrellevarse con medidas oportunas.