Noticias

05/10/2022

Efectos de sequía sigue en el proceso económico.

Los efectos de la sequía siguen observándose en la evolución de los indicadores de actividad eco­nómica, señala el Banco Cen­tral del Paraguay (BCP), en su reporte del Comité de Política Monetaria (CPM) de setiem­bre. Los técnicos del BCP explican que en julio, el Índice Mensual de la Actividad Eco­nómica (Imaep) registró una disminución de 1,9% en tér­minos interanuales (tasa acu­mulada de -2,8%), explicada principalmente por la caída en agricultura y, en menor medida, por el débil desem­peño de las construcciones y de la ganadería.

El sector de electricidad y agua creció significativamente, mientras que la industria manufacturera y los servi­cios se expandieron modera­damente. En el sector manu­facturero, se destacaron las tasas positivas de los rubros de azúcar, químicos, moli­nería y panadería, bebidas y tabacos, agrega. En con­trapartida, se observó una caída importante en la pro­ducción de aceites, derivada justamente de la menor pro­ducción de soja a causa de la sequía. Asimismo, la indus­tria cárnica y los subsectores ligados a las construcciones experimentaron una menor producción en el mes de refe­rencia. “En el sector terciario, la tasa positiva se explicó fun­damentalmente por los bue­nos números de comercio,res­taurantes, hoteles y servicios a las empresas, en tanto que, transporte (también afectado por la menor producción agrí­cola), servicios gubernamen­tales y servicios a los hoga­res tuvieron un menor nivel de actividad con relación al mismo mes del año anterior”, dice el reporte.

Al excluir la agricultura y la generación de electricidad, el Imaep presentó una contrac­ción interanual menor (-1,0%), situándose en 1,4% en térmi­nos acumulados. Por otro lado, los técnicos del BCP agregan que también el indicador de ventas moderó su contracción interanual, mientras que, el Índice de Confianza del Con­sumidor (ICC) se situó en zona de optimismo luego de cinco meses.

Este año se tuvo la peor pro­ducción agrícola registrada en la historia del Paraguay debido a la sequía. La producción más baja fue de 1.367 kilos por hec­tárea en el 2012, y este año solo se tuvo 900 kilos por hectárea, lo que representa una pérdida de 3.000 millones de dóla­res en ingreso de divisas por exportación y una reducción del 5% del PIB, señala Capeco.

Fuente: La Nación.