Noticias

11/10/2022

Paraguay podría colocar 30.000 toneladas de carne con apertura de EEUU y Canadá.

En una edición más del conversatorio Desarrollo en Democracia (Dende), abordaron aspectos de uno de los principales productos estrella de Paraguay, como lo es la carne, su potencial y el desarrollo socioeconómico a partir de su producción, industrialización y exportación. En este último punto, los invitados coincidieron en que con la apertura de Estados Unidos y Canadá, se podrán colocar unas 30.000 toneladas de la proteína roja local.

El conversatorio contó con la participación de José Carlos Martin, presidente del Servicio Nacional de Salud Animal (Senacsa), y Mario Balmelli, presidente de la Comisión de Carne de la Asociación Rural del Paraguay (ARP). El titular de Senacsa mencionó que se espera la apertura del mercado de Estados Unidos para abril del próximo año, lo cual también permitirá la apertura de la plaza de Canadá y de esa manera es que se podrían sumar las 30.000 toneladas más de exportación de la carne bovina paraguaya.

Para poner en contexto sobre el complejo, Martin indicó que Paraguay cuenta actualmente con 13.500.000 cabezas de ganado bovino y tiene registrados a aproximadamente 138.000 productores, de los cuales el 87% tienen menos de 100 cabezas de ganado. Si bien el 52% de la producción pecuaria aún se concentra en la Región Oriental, resaltó que en la Occidental se viene registrando un crecimiento sostenido en los últimos años, al tiempo de aclarar que el 60% del segmento exportador proviene del Chaco.

Evolución

A su vez, Balmelli recordó que Paraguay inició su proceso de evolución del sector cárnico en el 2003, cuando se exportó por valor de 75 millones de dólares, mientras que el año pasado se envió por un valor de 2.000 millones de dólares, proceso forjado con la mejora de las pasturas, de las condiciones de bienestar animal y de la introducción de la genética, entre otros.

No obstante, remarcó que falta mejorar la precisión de la clasificación del ganado, relacionada con datos precisos de la cría de terneros, vaca en engorde, entre otros, así como el ideal del sector de llegar hasta el mercado de China continental, que para el 2030 se espera sea la primera economía del mundo.

En ese sentido, recordó que el 40% y 50% de la exportación de la carne paraguaya se destina a Chile, un país que hoy tiene un poco de inestabilidad política y que preocupa a la industria local; mientras Rusia ocupa un 25%, un país que está en guerra, pero que consume mayoritariamente carne paraguaya. Le siguen Brasil, Israel y Taiwán, estos últimos con promedio de 10% de participación.

Fuente: La Nación.