Noticias

12/10/2022

Crean PlantGENE para colaborar con el desarrollo de investigación agrícola.

La Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos impulsó la creación de la Red de Coordinación de Investigación de la Red de Ingeniería Genética de Plantas (PlantGENE) en la búsqueda por desarrollar información disponible para otros grupos de investigación en biotecnología vegetal y la mejora de cultivos, facilitando el intercambio de tecnología, conocimiento y protocolos. Además organizará talleres y clases magistrales para capacitar a las personas sobre cómo diseñar diferentes especies.

El grupo busca fomentar el desarrollo de tecnología relacionada a la investigación vegetal, teniendo en cuenta que la capacidad global para producir plantas usando ingeniería genética está por debajo de la demanda y es necesario aumentarlo para seguir garantizando la seguridad alimentaria mundial en un contexto de calentamiento global y aumento de la población.

La encargada de reunir el equipo de investigadores es Joyce Van Eck, profesora asociada del Instituto Boyce Thompson (BTI) en Estados Unidos, quien destacó la importancia de disponibilizar información para que más investigadores puedan avanzar en el desarrollo de tecnología vegetal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“PlantGENE será un catalizador para comunicar a los grupos de investigación sobre cuestiones relacionadas con la biotecnología vegetal y la mejora de cultivos. La red ayudará a aumentar la capacidad de la ingeniería genética de plantas, coordinar las instalaciones para trabajar juntas y capacitar a nuevos científicos que puedan convertirse en expertos en técnicas de ingeniería genética vegetal.”, expresó Van Eck.

Además, señaló que es clave mejorar los cultivos para alimentar al planeta de manera sostenible y para ello, la biotecnología viene siendo una herramienta clave con la mejora de los cultivos, pero en ese ámbito  se enfrenta a una gran restricción, la cual es la falta de proveedores de servicios para ofrecer plantas biotecnológicas a la comunidad científica, y no hay suficientes científicos para investigar si lo comparamos con la demanda de estas tecnologías.

La investigadora declaró que el interés principal se inclina hacia la producción de alimentos, utilizando  menos recursos como agua y pesticidas, y sobrevivir en entornos más duros para alimentar al planeta de manera sostenible. Detalló que por ejemplo, las enfermedades causadas por hongos están paralizando cada vez más la producción de cultivos como el café, el cacao y las bananas, las cuales necesitan de mejoramiento genético para ser más resistentes en la búsqueda de preservar su supervivencia.

Fuente: INBIO