Noticias

17/10/2022

Repunte económico dependerá de la evolución del sector agrícola y ganadero.

El viceministro de Economía, Iván Haas, indicó que la economía paraguaya, a diferencia de los demás países de la región, experimentará un repunte sustentado principalmente en el comportamiento del sector agrícola y ganadero, que se estima que mejoren sus niveles de producción en comparación al año anterior.

Durante su intervención en la 56ª Reunión de Bancos Centrales y Ministerios de Finanzas de América Latina y el Caribe, organizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el secretario de Hacienda señaló que se estima un crecimiento económico en nuestro país relacionado principalmente al comportamiento del rubro agrícola y ganadero.

Apuntó a que se espera un mejor desempeño para la campaña del 2023, ayudado por el acompañamiento del clima debido a las reiteradas lluvias que se registraron en los últimos meses. Hay que recordar que la sequía del año anterior y principios del 2022 generó la pérdida del 80% de la producción, agravando la crisis económica del país.

Para Haas, el repunte económico también se originará del impulso a las inversiones privadas de gran envergadura que se están instalando en el país. El viceministro mencionó que los países de la región y el mundo padecieron y lucharon contra la crisis en los últimos años, y Paraguay no fue la excepción, dejando como consecuencia un aumento en el ritmo de endeudamiento del país.

“El acelerado ritmo de inversión, sumado a los gastos adicionales ocasionados por la pandemia del COVID-19, aumentaron el ritmo de endeudamiento del país. En contraste, de modo de contrarrestar estos efectos, el Gobierno implementó el Plan de Convergencia Fiscal, con el cual se busca retornar a niveles de inversión del 2% del PIB”, indicó.

Pese a estas declaraciones, desde Hacienda vienen pidiendo prudencia en cuanto al tratamiento del Presupuesto General de la Nación (PGN), debido a que ante los pedidos de aumentos salariales de varias instituciones del Gobierno, la convergencia fiscal hacia el objetivo (1,5%) se puede ver afectada por el incremento de los gastos rígidos. El alto funcionario indicó que continuarán con las reformas estructurales que permitan ahorrar recursos, mejorar los gastos, generar espacio fiscal y, mediante eso, aumentar la gobernanza de las instituciones.

Fuente: La Nación.