Noticias

27/10/2022

Producción forestal puede convertirse en tercer hito que impulse el desarrollo de Paraguay.

El empresario del sector forestal y miembro de la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama), Raúl Gauto, y Víctor González, director jurídico del Instituto Forestal Nacional (Inforna), coincidieron que el mundo está demandando toneladas de madera y esta oleada alcanzará a Paraguay positivamente.

Para ello, la industria forestal debe prepararse no solo con más plantaciones sino también con capacitaciones a recursos humanos. Estas declaraciones se realizaron durante la Plaza Pública Dende, espacio durante el cual se analizó el tema “El sector forestal como futuro de nuestra economía”.

Para el empresario Raúl Gauto es inexorable que Paraguay se convierta en un país agropecuario forestal, pues es el complemento ideal sobre todo con la producción ganadera que hoy tiene pasturas naturales o pasturas degradadas, porque diversifica y aumenta su capacidad de ingreso. Además, la producción forestal, de cada 10 a 12 hectáreas de una plantación se genera empleo para una familia.

Inversiones

En esa línea, sostuvo que la instalación de Paracel permitirá la venida de industrias que se instalarán cerca la planta de producción de la materia prima. No obstante, advirtió que al demandar mucha plantación para la producción, podría afectar a los silos utilizados para el secado de maíz o la soja, que necesitan algún tipo de fuente de energía para este proceso.

Una de las líneas en las que se está trabajando además es en la creación de un fondo ecoforestal a través de la casa de bolsa Cadiem que permitirá destinar desde G. 30 millones hasta G. 100 millones para comprar una cuota de parte de un fondo de US$ 6 millones. Agregó que con este fondo instalado es una de las pocas plantaciones del rubro que contará con un seguro forestal, ante el miedo al incendio.

Por su parte, Alberto Acosta Garbarino, titular de Dende, manifestó que en Paraguay ocurrieron dos grandes hitos que dieron impulso a la economía: la construcción de la represa de Itaipú y la producción de soja. Añadió que hoy el país está ante un tercer hito que puede marcar el crecimiento para los próximos años, como es la construcción de la planta de celulosa en el norte del Paraguay, con una inversión de más de 3.200 millones de dólares.

“Paraguay tiene todas las condiciones para que este sector se desarrolle y crezca rápidamente. El elemento más importante para que se instalen estas plantas es la rapidez con que se pueden plantar los árboles, que son la materia prima para la industria celulosa”, afirmó.

Destrabar trámites

En tanto, Víctor González, señaló que una de las políticas impulsadas por el Infona para acompañar el crecimiento de la industria forestal es destrabar cualquier trámite relacionado con la actividad de plantación forestal o incentivar al sector financiero para brindar apoyo al sector, garantizando el desarrollo sostenible.

“Hoy en el Chaco no se pueden hacer desmontes en más de 100 hectáreas. Tenemos un 85% de habilitaciones encuadradas en el marco legal”, mencionó González. Explicó que al ser un negocio a largo plazo se necesita de una garantía jurídica, señaló que existe el crédito forestal, donde se devuelven los intereses y el capital en dos etapas; una con el primer raleo y la devolución total recién con el producto final.

Fuente: La Nación.