Notas

02/02/2024

La UGP explicó impactos del Anexo de Sostenibilidad Mercosur- UE y pide que los convenios no frenen la producción de alimentos, el desarrollo del país ni genere trabas al comercio

La Unión de Gremios de la Producción (UGP) expuso sobre los impactos del Anexo de Sostenibilidad del Acuerdo Mercosur- Unión Europea en Paraguay. Fue durante un encuentro con la prensa donde detalló las razones del porqué el reglamente N° 1115/23 de la Unión Europea no de debe anexarse al acuerdo entre ambos bloques.

Héctor Cristaldo, presidente de la UGP, expresó que existe una colisión entre lo que está redactado en el reglamento N°1115/23 con algunas leyes paraguayas. “La definición de las leyes son diferentes y pueden complicar, por ejemplo, lo que para nosotros no es deforestación para ellos sí va a ser deforestación, porque no admiten el cambio del uso de la tierra”, dijo.

La trazabilidad es otro punto, ya que la exigencia de este reglamento no es la trazabilidad a que todos estamos acostumbrados, la relacionada a la calidad, sanidad e inocuidad de los productos, sino al entorno. “Este reglamento de la ley europea exige más al entorno que al producto en sí, entonces no sabemos si en realidad queremos un socio comercial o estamos entrando en una maraña burocrática que va a inviabilizar y generar trabas al comercio”, enfatizó.

El reglamento N°1115/23 entrará en aplicación el 1 de enero del 2025 y afecta a la soja, ganado bovino, madera y todos los derivados de estos rubros. “Esto significa que toda la cosecha del 2024 ya empieza a tener dudas de si se va a poder ir a la Unión Europea o no”, dijo Cristaldo al tiempo de explicar que, si bien no es muy importante el volumen del comercio con la Unión Europea, otros mercados pueden pedir la misma trazabilidad de Europa.

Comentó que los mismos europeos hablan de que el próximo año van a ampliar la Ley en otro tipo de tierra, que va a ampliar sobre rubros, incluyendo el maíz.

Resaltó que dicho reglamento plantea muchos temas muy subjetivos, donde no hay indicadores reales sobre todo en la Metodología de Diligencia que se basa en el principio precautorio, que sin evidencias científicas se pueden tomar decisiones, sancionar y bloquear. “Es muy inestable todo para poder construir un sistema que genere confianza entre las partes”, dijo.

Negociaciones. La Cancillería Nacional está liderando las negociaciones y está en sintonía con el sector privado. “Las negociaciones tienen varios frentes, por un lado, la negociación en Brasilia en la cual se está trabajando para que resulte equilibrada y el reglamento N°1115/23 que por el nivel de exigencia que establece es casi inaplicable”, dijo.

Postura. La UGP sostiene que cualquier convenio que venga hay que leer en detalles “la letra chica”. “Es fundamental cuidar que los convenios no frenen la producción de alimentos, el desarrollo sostenible del Paraguay y tampoco que genere trabas artificiales al comercio y que vulnere nuestras leyes” enfatizó.